EN LA PAREJA

Si a los hombres les hablás más de 6 minutos, ya no tenés su atención

Te preparás para hablar con tu pareja, planificás qué le vas a decir, explicás todos tus argumentos al detalle y como respuesta sólo recibes un monosílabo. ¿ya te pasó? 10 consejos para que te escuche

eme

Explicás todos tus argumentos claramente, detallás cada uno de ellos y al final, solo escuchás un monosílabo. No te angusties porque no es nada personal, sino que en promedio los hombres sólo escuchan lo que les dicen sus parejas durante seis minutos.

Así lo determinó un estudio en el cual se entrevistaron a 2.000 adultos, de los cuales más de la mitad admitió que no eran buenos para escuchar, en especial si sus parejas les hablan sobre personas que no conocen, compañeros de trabajo; celebridades o estrellas de reality; moda o compras; relaciones de otras personas, lo que se escribe en Facebook, horóscopos, comida, sentimientos y nutrición o dieta.

Eso sí, la capacidad para prestar atención cambia si ellos están con sus amigos y hablan sobre deportes, sexo o películas. En esas situaciones, los hombres logran escuchar por 15 minutos completos.

Según la encuesta, también hay momentos que los hombres consideran como poco adecuados para conversar, como cuando están viendo deportes en la televisión, haciendo zapping o jugando en su tablet o celular.

¿Cómo saber si él te está escuchando? Según el estudio, algunas señales evidentes de que tu pareja no está prestando atención a lo que le decías es que se tome mucho tiempo para responderte, que la expresión en su rostro no diga nada u, obviamente, si no puede dejar de mirar su tablet, celular o la televisión.

“Es natural que ambos géneros tengan diferentes intereses y que ciertos temas los atraigan más que otros”, señaló un vocero de Ladbrokes, la empresa británica dedicada a los juegos de azar y a las apuestas que encargó la encuesta.

“Los hombres están obsesionados con los deportes, los aparatos y la tecnología, y muchas veces éstos se combinan cuando están revisando resultados, haciendo apuestas o buscando información (…) Por supuesto, esto regularmente significa que no siempre dan su mejor respuesta”, agregó.

Según el vocero, la solución para esto es buscar un equilibrio entre disfrutar de sus pasiones sin dejar de escuchar a sus parejas.

10 secretos para ser escuchado

Sin embargo, según el psicólogo Robert Leahy, director del Instituto Americano de Terapia Cognitiva, asegura que quien habla también tiene que poner de su parte para que el otro le escuche, ya que “la comunicación y el escuchar es una calle de doble sentido”. El especialista publicó en su blog de “The Huffington Post”, 10 secretos para lograr ser escuchado, que —asegura— se aplican para las relaciones de pareja y también las de amistad o trabajo. Aquí están:

1.- Elegí el momento adecuado: si le planteás conversar cuando llega del trabajo, comienza a ver un partido de fútbol o está cansado y quiere irse a dormir, sin duda será frustrante para ti porque definitivamente no te escuchará. En esos casos, dice Leahy, no es conveniente usar el sarcasmo ni atacarlo, sino que preguntarle directamente cuál es para él el mejor momento para hablar.

2.- Resumí: si das muchas vueltas o alargás demasiado la cosa, tu pareja perderá rápidamente el interés y dejará de escucharte. “Intenta limitar tus comentarios a oraciones cortas y claras”, recomienda el psicólogo, y agrega que una buena técnica para no extender excesivamente las conversaciones es establecer para ellas una duración determinada, en otras palabras decir: “¿Podemos hablar sobre este tema durante 10 minutos?”.

3.- Hacé pausas y pedile su opinión: es posible que pienses que para ser escuchada tenés que hablar todo de una vez y sin parar, porque quizás tu pareja tomará la palabra y tú ya no podrás seguir adelante. Sin embargo, lo correcto, a juicio del especialista, es que la comunicación sea de dos vías y para lograrlo puedes pedirle que te repita lo que le dijiste, que te dé su punto de vista respecto a lo que estás planteando o directamente preguntarle por una solución.

4.- No seas catastrófica:
es decir, no exageres la importancia que tienen los temas sobre los que querés hablar con tu pareja para captar su atención, porque de lo contrario comenzarás a perder credibilidad. “Tratá de mantener las cosas en perspectiva, ajústate a los hechos e intenta que no se vayan diluyendo. Mantén tu voz en un tono calmado (…) serás escuchada más claramente con un tono suave”, aconseja Leahy.

5.- No ataques: ponerle calificativos a tu pareja o criticarlo demasiado, no ayudará a que te escuche. “Necesitás comunicarte de una forma no hostil. Al hacerle sugerencias de cambios y destacarle cosas positivas, conseguirás más atención y cooperación”, sostiene el especialista.

6.- Déjale claro si lo que quieres es resolver algún problema o sólo compartir tus sentimientos. Según Robert Leahy, muchos hombres son demasiado racionales y prácticos, por lo que al hablar con una mujer no saben diferenciar si ella les está planteando un problema o sólo quiere su apoyo. El psicólogo confiesa que incluso a él le pasaba y que necesitó de mucha disciplina para cambiar. “Al dedicar un poco más de tiempo a validar, escuchar y apoyar, descubrí que las personas a las que estaba ayudando estaban más dispuestas a escucharme. Y para mi sorpresa, algunas no necesitaban resolver un problema”, cuenta.

7.- Escuchar no necesariamente significa estar de acuerdo: si pensás lo contrario, estás equivocada. “Escuchar es oír, comprender, reflexionar y procesar información. Yo puedo escuchar tus pensamientos y sentimientos sin estar de acuerdo con tu punto de vista. Tú y yo somos diferentes personas. No significa que no me preocupo por ti si es que no estoy de acuerdo contigo”, aclara el especialista. Leahy agrega que hablar con alguien que te escucha pero no coincide con la interpretación que tú haces, “te ayudará a abrir tu mente al hecho de que hay más de una manera de ver las cosas”.

8.- Respetá los consejos: puede ser que tu pareja te escuche, te entienda y te dé un consejo que, quizás, no era el que esperabas. “Si querés ser escuchada, tenés que estar dispuesta a respetar a quien te está dando los consejos (…) Piensa en las sugerencias u opiniones como información, tómala o déjala. Pero no golpees con ellos a la otra persona en la cabeza”, sugiere el psicólogo.

9.- Si describís un problema, planteá una solución: no es algo fácil, sobre todo cuando lo que buscás es sólo compartir tus pensamientos y sentimientos. Sin embargo, según Leahy a veces es conveniente pensar en una solución para el problema que te aqueja. “Tu solución no tiene que ser una orden para hacer algo. Puede ser una posibilidad tentativa y razonable entre muchas otras. De hecho, si comienzas a pensar en el problema como algo para resolver, es posible que empieces a sentirte más empoderada”, dice el especialista.

10.- Validá a quien te está apoyando: ten en cuenta que es posible que para quien te escucha, tus problemas o sentimientos puede que no sean de lo más entretenidos. Es por esto que el psicólogo anima a agradecerles por el tiempo que te dedican, por preocuparse de ti y por apoyarte.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error