Mujeres

Roberta Kaplan, la abogada que enfrenta a Trump y a la extrema derecha

Está al frente de la organización Time's Up y no teme enfrentarse a la derecha de EE.UU. y al expresidente Donald Trump.

Roberta Kaplan. Foto: AFP
Roberta Kaplan. Foto: AFP

A Roberta Kaplan no le gustan "los matones". Fue eso lo que la llevó a convertirse en abogada y lo que hoy la motiva a llevar ante la justicia a Donald Trump y a figuras de la extrema derecha estadounidense, aunque eso la torne blanco de insultos y amenazas.

Kaplan ganó fama en 2013 con su victoria en el caso de Edie Windsor ante la Corte Suprema, que declaró anticonstitucional una ley federal que limitaba el casamiento a una unión entre un hombre y una mujer. La decisión abrió la vía a la legalización del matrimonio homosexual en 2015.

Fortalecida por esta notoriedad y múltiples distinciones de su profesión, esta egresada de las Universidades de Harvard y Columbia, cuya esposa es una militante demócrata, se halla en el frente de mútiples batallas judiciales contra Donald Trump.

Cofundadora de la asociación Time's Up de ayuda jurídica a las víctimas de agresiones sexuales, demandó a Trump por difamación en nombre de la excolumnista de la revista Elle E. Jean Carroll, quien asegura que Trump la violó en una gran tienda neoyorquina a mediados de los años 90.
Trump lo desmintió y trató a Carroll de "mentirosa". "No es mi tipo", dijo en junio de 2019. Pero dos amigas a las cuales Carroll contó lo sucedido entonces deberían ser testigos en el proceso, y Kaplan confía en que eso la llevará a la victoria.

Experta en litigios comerciales, la abogada representa también a un grupo de personas que acusan a Trump y sus hijos de haber llamado ilegalmente a invertir en la empresa ACN en su programa de telerrealidad "El Aprendiz", cuando la compañía le pagó para ello.

Y defiende también a la sobrina de Trump, Mary Trump, que acusa al expresidente de haber maniobrado con sus hermanos y una hermana -todos tíos de Mary- para privarla de una parte de la herencia familiar.
En los tres dossiers "Trump actuó como un matón terrible", afirmó la abogada.

Pero para vencer será necesaria "mucha paciencia y obstinación", ya que en el pasado el expresidente "se mostró dispuesto a utilizar todos los recursos posibles para bloquear o retrasar los dossiers", dijo.

Caricaturas nazis

Más allá de Trump, esta mujer de 54 años dirige también la única demanda civil contra los principales líderes neonazis y supremacistas blancos de los violentos disturbios de Charlottesville en agosto de 2017. El juicio, previsto para la primavera boreal, podría ser aplazado al otoño debido a la pandemia.

"Creo que nunca desée tanto en mi vida haber estado equivocada sobre algo. Realmente deseo haber estado equivocada al ver Charlottsville como lo vi, como una advertencia muy siniestra y ominosa de lo que estaba sucediendo en este país, y lo que aún estaba por suceder", dijo.

El ataque contra el Capitolio el 6 de enero probó que las fuerzas en acción en Charlottsville "han continuado creciendo" y constituyen actualmente "la mayor amenaza a la seguridad de nuestro país".

Y también una amenaza para su seguridad personal: una empresa privada le informa cotidianamente sobre las amenazas que circulan en su contra en las redes sociales.

"Soy abiertamente lesbiana, neoyorquina, estoy al frente de Time's Up... Hay muchas cosas por las cuales la gente podría criticarme. Pero lo que me alucina es que lo esencial de lo que dicen concierne el hecho de que soy judía. Cuelgan en línea caricaturas mías que se parecen exactamente a caricaturas nazis de los años 30", afirmó.

Kaplan, que durante un tiempo defendió a Amber Heard, exesposa de Johnny Depp, también se ha tornado en uno de los blancos favoritos de los fans del actor de "Piratas del Caribe".

La llegada al poder de Joe Biden, no obstante, la torna optimista.
Los nuevos responsables federales están "conscientes del peligro" y "harán lo necesario para reducir la amenaza" extremista, sostuvo.

"Lograron infiltrar grupos yijadistas tras el 11 de septiembre. Francamente, debería ser más fácil infiltrar grupos domésticos de terroristas estadounidenses".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error