Premiada

Investigadora del ARN mensajero del COVID-19 ganó el Premio L'Oréal-Unesco 

Katalin Kariko llevó a cabo "una contribución excepcional en el perfeccionamiento de la tecnología conocida como de ARN mensajero".

Katalin Kariko. Foto: wikimedia commons
Katalin Kariko. Foto: wikimedia commons

El premio L'Oreal-Unesco "Por las mujeres en la ciencia", entregado el jueves a cinco investigadoras de diferentes campos, premió a una científica por su trabajo sobre el ARN mensajero en la lucha contra el COVID-19, así como a la cubana María Guadalupe Guzmán Tirado y a la española María Ángela Nieto Toledano.

Este premio internacional, dotado con 100.000 euros (115.000 dólares) para cada premiada, busca ser un impulso en la carrera de mujeres científicas de los cinco continentes, así como "luchar contra los obstáculos que encuentran", detallan la Fundación L'Oreal y la Unesco en un comunicado.

En Norteamérica, la galardonada fue la profesora de la Universidad de Pensilvania Katalin Kariko, que llevó a cabo "una contribución excepcional en el perfeccionamiento de la tecnología conocida como de ARN mensajero" que permitió "dar un paso decisivo en la creación de las vacunas contra el covid-19", como las de Pfizer/BioNTech y Moderna.

Esta investigadora de origen húngaro, de 66 años es, a su vez, la vicepresidenta senior del laboratorio alemán BioNTech, aliado a la firma Pfizer.

En el caso de Europa, se entregó el premio a la española María Ángela Nieto Toledano, especialista en embriología del Instituto de neurociencias de San Juan de Alicante, por "abrir el camino para el desarrollo de enfoques terapéuticos nuevos" contra el cáncer.

La premiada por América latina y el Caribe, la cubana María Guadalupe Guzmán Tirado, del Instituto de Medicina Tropical de La Habana, vio recompensada su trabajo pionero en la cura del dengue.

Hailan Hu, de la Universidad de Zhejiang (China), fue galardonada por sus investigaciones en neurociencias sobre medicamentos de "nueva generación" contra la depresión.

Por África, la premiada fue Agnes Binagwabo, de la universidad Global Health Equity de Kigali (Ruanda), cuyas investigaciones permitieron "un mejor acceso a los servicios de lucha contra el VIH, el paludismo y la tuberculosis".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error