Supermujeres

Las mujeres y la Luna: Eryurt, Johnson y Northcutt, científicas esenciales en la misión Apolo 11

A 51 años de la llegada a la Luna, recordamos a tres mujeres importantes en la configuración de la misión Apolo 11 y las barreras que tuvieron que enfrentar para conseguir sus metas.

Katherine Johnson. Foto: AFP
Katherine Johnson. Foto: AFP

El 20 de julio de 1969 ocurrió una de las hazañas más importantes en la historia de la exploración humana: el hombre pisaba, por primera vez, la superficie de nuestro satélite natural, la Luna. El “Águila” -primer vehículo espacial diseñado para operar fuera de la tierra- llevaba a bordo a los astronautas Neil Armstrong y Buzz Aldrin durante su viaje en órbita lunar, mientras que el tripulante Michael Collins también hacía historia mientras permanecía en el módulo de mando Columbia monitoreando la misión.

Pero, ¿cómo es que se logró concretar de manera exitosa esta hazaña? Fueron casi ocho años en que los Estados Unidos y la NASA invirtieron todas fuerzas y el 4% de su presupuesto para ganarle la carrera espacial a la Unión Soviética, quienes en un inicio tomaban la delantera en el marco de la Guerra Fría.

Alrededor de 400 mil personas fueron convocadas para trabajar en el programa espacial Apolo, entre las que destacan talentosos científicos, matemáticos, ingenieros y técnicos. De ese gran número, un pequeño porcentaje fue conformado por mujeres. Sí, mujeres.

Aunque en aquella época la ciencia aún se consideraba un campo ajeno al género femenino, ya existían mujeres que se arriesgaban a seguir sus sueños contra todo pronóstico. A continuación, rescatamos la labor de Dilhan Eryurt, Frances Northcutt y Katherine Johnson en la misión Apolo 11, como homenaje a su talento e inspiración para más mujeres en el presente.

Frances Northcutt

Joven e inteligente. Frances Northcutt logró hacer historia con tan solo 25 años de edad. Ella, se convirtió en la primera mujer que trabajó como ingeniera en el centro de control de las misiones Apolo de la NASA, gracias a su profesión como matemática.

Poppy”, como la conocían sus compañeros, se dedicó a hacer cálculos importantísimos en distintas misiones del programa Apolo, de los cuales dependía directamente la trayectoria que las naves debían seguir para regresar a la tierra luego de estar en la Luna.

En el caso particular de la misión Apolo 11, Frances se encargó de calcular la trayectoria de la nave de regreso a la Tierra ocho días después de iniciada la gran hazaña.

Sin embargo, a pesar del importante papel que tenía en la NASA, Frances Northcutt decidió abandonar su carrera en el lugar debido a que constantemente se vio enfrentada a problemas de sexismo y discriminación, cambiando de rumbo a las leyes, especializándose en los derechos de las mujeres y siendo una fuerte activista hasta el día de hoy.

Katherine Johnson

Katherine Coleman Goble Johnson falleció en febrero a la edad de 101 años. Su labor, fue una de las más importantes en la misión Apolo 11, tanto así que la NASA la nombró como una profesional de excelencia.

A pesar de su talento en la ciencia y matemáticas, las cosas para Johnson no fueron sencillas. Ella, tuvo que enfrentarse a los techos de cristal por ser mujer, además de las brechas raciales y sociales que opacaban fuertemente la mentalidad de esos años.

Su carrera en la NASA inició en 1953, en la sección de West Area Computers. Sin embargo, fue recién en el año 1961 que formó parte de un proyecto espacial, el bautizado como “Mercury”. Con él, Katherine se convirtió en la responsable de calcular la trayectoria del vuelo del Apolo 11, en su traslado hacia la Luna.

En el año 2016, Johnson fue premiada por el presidente Barack Obama, con la medalla presidencial de La Libertad, que es la más importante que el Gobierno de los Estados Unidos entrega a los civiles.

Ese mismo año, su legado fue inmortalizado en la película “Talentos Ocultos”, cinta en la que la actriz Taraji P. Henson interpretó su papel.

Dilhan Eryurt

51 años después de la llegada del hombre a la Luna, Google homenajea a la astrónoma Dilhan Eryurt en el ‘doodle’ de su buscador.

También conocida como ‘la mujer que conquistó el Sol’, y oriunda de Turquía, Eryurt tuvo un papel determinante en la expedición del Apolo 11, contribuyendo en los cálculos para el alunizaje de la misión y posterior exploración del satélite terrestre. Con ello, logró alcanzar el Premio de Éxito del Apolo, uno de los reconocimientos más prestigiosos de la NASA.

Pero a ello no se reduce la carrera de Eryurt, pues mucho antes logró graduarse de la Escuela de Matemáticas y Astronomía de la Universidad de Estambul a la corta edad de 20 años, en un ambiente en el que muchas veces era la única mujer. De hecho, fue la primera mujer en Turquía que logró conseguir becas internacionales y acceder a puestos científicos fuera de su país.

Para cerrar con broche de oro, Eryurt también logró instaurar la carrera de Astrofísica en Turquía, haciendo hincapié en lo importante que es motivar a más mujeres a concretar su vocación, venciendo las barreras de la discriminación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados