Actualidad

Modelo de lencería india, de 52 años, espera inspirar inclusión y cambio

Geeta J quiere cambiar la forma en que se ve a las modelos de lencería y llevar más diversidad a una industria dominada por las mujeres jóvenes.

Geeta J. Foto: Reuters
Geeta J. Foto: Reuters

Una modelo de lencería india de 52 años está llamando a las empresas de comercio electrónico a que contraten a mujeres mayores para sus campañas de publicidad, desafiando lo que ella dice son normas discriminatorias por edad.

Geeta J, una exmaestra que comenzó a modelar cuando cumplió 50 años, quiere que las compañías de ropa interior de India sean más inclusivas y que no solo presenten a mujeres jóvenes en sus campañas.

"¿Las mujeres dejan de ser adecuadas para ser modelo de lencería después de una cierta edad?", dijo Geeta en una petición online en Change.org, con los hashtags "#AgenotCage" y "#LingerieHasNoAge", que ella comenzó este año.

Su trabajo es atrevido e inusual en la sociedad india, mayormente conservadora, donde las normas religiosas y culturales limitan la libertad de las mujeres para vestirse como quieran.

Geeta J. Foto: Reuters
Geeta J. Foto: Reuters

Esas normas son aún más restrictivas para mujeres mayores de 40 años, dijo Geeta a Reuters en una entrevista.

Más de 11.000 personas firmaron su petición de apoyo, que está dirigida al presidente ejecutivo de la popular compañía de ropa interior Zivame.

"Esto llevará a un cambio en la forma de pensar de las personas en nuestro país que creen que después de los 40, las mujeres deberían vestirse y comportarse de una cierta manera", declaró Geeta en la petición, y agregó que esperaba que esto impulse a otras compañías a cambiar.

Geeta comenzó su carrera después de ganar el segundo lugar en un concurso de belleza para mujeres mayores. Si bien sus familiares y amigos la han apoyado en su cambio de carrera a los 50 años, sin embargo, es consciente de que a muchas mujeres indias de su edad les resultará difícil.
"Quiero decirle a estas mujeres que deben ocuparse de los sueños de sus maridos y seres queridos y apoyarlos, pero que nunca deben pensar que su propia vida no es importante o que sus deseos no son importantes", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error