Actualidad

La FIFA promueve una campaña contra la violencia doméstica en África

La federación de fútbol internacional tomó nota del aumento de la violencia doméstica en el continente africano y busca prevenirla con una nueva campaña.

La FIFA ha anunciado este martes su asociación con la Unión Africana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Confederación Africana de Fútbol (CAF) para hacer frente al problema de la violencia doméstica a través de la campaña #SafeHome que se pondrá en marcha en todo el continente.

"La iniciativa fue diseñada en apoyo de las mujeres y menores de edad víctimas de la violencia doméstica, en particular, a causa de las medidas de respuesta a la COVID-19 por las que se han visto expuestos a un mayor riesgo. Varios astros del fútbol africano han apoyado esta campaña mediante vídeos con mensajes de concienciación que se han difundido tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación tradicionales", informó el organismo rector del fútbol mundial.

"Debemos aprovechar la inmensa popularidad del fútbol en África para crear conciencia sobre este problema social con un mensaje muy claro: la violencia no tiene lugar ni en nuestros hogares ni en el fútbol", subrayó el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

El memorando de acuerdo entre la Unión Africana, la FIFA y la CAF, firmado en febrero de 2019, rige las campañas conjuntas en temas de interés común y la promoción de la igualdad de género, la cual se considera un principio clave. Otras áreas de colaboración conjunta incluyen la educación a través del fútbol, la integridad del deporte y la seguridad en los partidos.

La comisaria de Asuntos Sociales de la Unión Africana, S. E. Amira Elfadil, destacó el compromiso de las instituciones firmantes del acuerdo "con la protección de las mujeres y las niñas".

Foto: FIFA
Foto: FIFA

"Valoramos la iniciativa de la FIFA, la CAF y la OMS y otros grupos de interés y nos sumamos a sus esfuerzos por prevenir los abusos y la violencia doméstica a través de programas de colaboración que combinen la reconstrucción, el acceso a la totalidad de los servicios y la transformación de las normas sociales subyacentes y prácticas perjudiciales que continúan perpetuando la desigualdad y la violencia de género, así como la toma de consciencia y el empoderamiento de las comunidades. Nos unimos a la iniciativa de aprovechar la gran pasión que despierta el fútbol para sensibilizar sobre la violencia en los hogares, en particular, durante la vigencia de las medidas de confinamiento impuestas en respuesta a la COVID-19", afirmó.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus indicó que "la violencia contra las mujeres representa una gran amenaza para su salud y la de sus hijos, además de una violación grave de los derechos humanos, y es hora de que cese".

"La OMS se enorgullece de colaborar con la FIFA, la Unión Africana y la CAF en la puesta en marcha de esta campaña en todo el continente para dar visibilidad a este acuciante problema. Mantenemos nuestro compromiso de hacer del mundo un lugar en el que las mujeres puedan vivir sin violencia ni discriminación", señaló.

El presidente de la CAF, Ahmad Ahmad, insistió en la idea de que "tanto en casa como en el terreno de juego, todo el mundo merece respeto y seguridad".

"Debemos condenar la violencia doméstica, física y psicológica, en especial la que se ejerce hacia las mujeres y los niños. No tengan miedo ni se avergüencen de buscar ayuda si han sufrido violencia en sus hogares. Si son testigos de este tipo de actos, intervengan o busquen ayuda, pero no se queden callados, pues eso los convierte en cómplices. Recordemos que todo el mundo tiene derecho a vivir en un hogar seguro", aseguró.

La campaña #SafeHome que se ha iniciado este martes en todo el continente africano es parte de una iniciativa global más amplia para concienciar sobre este grave problema.

Los vídeos de la campaña están protagonizados por nueve grandes nombres del fútbol africano, Abel Xavier, Emmanuel Amuneke, Sarah Essam, Khalilou Fadiga, Geremi, Rabah Madjer, Lúcia Moçambique, Asisat Oshoala y Clémentine Touré, que comunicarán públicamente una serie de mensajes clave.

La campaña se emitirá en varios canales digitales de la FIFA, de la Unión Africana y de la OMS. La campaña también incluye material multimedia para las federaciones miembro y la prensa que puede adaptarse al público local, a fin de que el mensaje tenga una mayor difusión en todo el mundo.

La FIFA hace asimismo un llamamiento a sus federaciones miembro para que publiquen los teléfonos de ayuda nacionales o locales y promuevan los servicios de ayuda a las víctimas y a todos aquellos que se sientan amenazados en las áreas donde residen. Asimismo, el órgano rector del fútbol mundial insta a sus federaciones miembro a que revisen sus medidas de protección de menores mediante la herramienta de salvaguardia FIFA Guardians para que todos puedan divertirse y disfrutar del fútbol en un entorno seguro, especialmente los miembros más jóvenes de la familia del balompié.

La campaña pretende contribuir a la erradicación de la violencia contra la mujer.

"Casi un tercio de las mujeres de todo el mundo son víctimas de violencia física y/o abusos sexuales por parte de sus parejas u otras personas a lo largo de su vida. En la mayoría de los casos, estas agresiones las comete la pareja en el hogar. De hecho, hasta un 38 por ciento de los asesinatos de mujeres son cometidos por sus compañeros sentimentales. Asimismo, se estima que 1.000 millones de niños de entre dos y 17 años (es decir, la mitad de los menores del mundo) han sufrido violencia física, sexual o emocional o abandono en el último año", denunció la FIFA.

"Hay muchas razones por las que las personas cometen actos de violencia doméstica, incluidas las normas sociales y la desigualdad de género que los justifican, las experiencias de abuso o la exposición a la violencia física durante la infancia o el control coercitivo durante las etapas de desarrollo", se dice en la nota.

"El abuso del alcohol también puede provocar comportamientos violentos. Las situaciones de estrés, como aquellas que se han experimentado durante la pandemia de COVID-19, y la inestabilidad económica exacerban el riesgo. Asimismo, las medidas de distanciamiento social impuestas actualmente en muchos países dificultan que las mujeres y los niños puedan acudir a familiares, amigos o personal sanitario que en otras circunstancias les proporcionarían apoyo y protección", apuntó el organismo. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados