Hogar

Tu vida en orden: Hora de clasificar

Nuestra especialista en orden, Ana Gu, nos trae una columna dedicada a las técnicas y estrategias para organizar mejor tus prendas. 

Clasificando la ropa. Foto: Ana Guardado
Clasificando la ropa. Foto: Ana Guardado

Y nos tocó clasificar. Muchas veces estás dispuesta a poner orden en algún espacio, pero no sabes cómo… Es necesario plantearse cómo y dónde guardar las cosas, para aprovechar el espacio, optimizar la inversión en caso de necesitar alguna herramienta que nos ayude, como pueden ser los contenedores o perchas, y la más importante, para que te facilite la vida.

Siempre digo que el orden es un proceso: vaciar, limpiar, descartar, clasificar y volver a guardar. Y cuando hablamos de clasificar o categorizar a veces no sabemos o no nos damos cuenta cuál es la forma que se adapta mejor a nuestras necesidades y es más práctica a nuestro estilo de vida.

Por eso tenés que pensar en categorías que sean funcionales para vos, ¡sí para vos! El orden es diferente para cada persona. En esto no hay reglas, lo importante es que sea cómodo, práctico, funcional y sostenible en el tiempo.
Y ahí viene la pregunta que te estás haciendo: ¿por qué clasificar? las tres razones más importantes son: es más fácil encontrar y volver a guardar lo que usas porque ya sabes dónde va, agrupar porque te permite saber qué y cuántas prendas tenés ya sean iguales o diferentes y porque es más sencillo mantener el orden.

Clasificando la ropa. Foto: Ana Guardado
Clasificando la ropa. Foto: Ana Guardado

Por eso te voy a dar diferentes opciones para clasificar:

Por tipo
Por ejemplo, en tu placard sería: vestidos, pantalones, camisas, remeras y todas las que puedas crear según la variedad de prendas que tengas.

Por color
Siempre de más claro a más oscuro, visualmente queda estético y te facilita tanto el guardar como el encontrar algo.

Por tamaño
De más corto a más largo y también, cuando tenés mucha cantidad de un mismo objeto (como una colección) el colocarlos por tamaño te permite visualizar todo. Acordate que ¡si no lo ves no lo usas!

Por frecuencia de uso
Los objetos de uso más frecuente deben de estar en los lugares más accesibles.

Probá y buscá lo que te funciona a vos. ¡Aprovechá el fin de semana para empezar! Hacelo de a poco, respetando tus tiempos, es mejor completar pequeños proyectos para así encarar otros más grandes.

Ordená tu casa, ordená tu vida.

Conocé a nuestra columnista
Ana Guardado EME
Ana Gu
Es organizadora profesional de espacios y desde hace un tiempo lleva adelante su emprendimiento Ana Gu.

Podés encontrarla en sus redes sociales Facebook o Instagram como @AnaGu.blog

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados