Curiosidades

Las verdaderas funciones de estos diez objetos que vemos todos los días

¿Sabía que la tapa de algunas lapiceras está diseñada para evitar el ahogamiento? 

teclado
Foto: Pixabay

¿Alguna vez se ha preguntado por qué la cuchara de las pastas tiene un orificio o cuál es la utilidad del plástico en las tapas de las botellas? Si no lo ha hecho o si no ha encontrado la respuesta, aquí le contamos sobre las funciones ‘secretas’ de esos objetos y ocho más.

En principio, son elementos agregados que diseñadores les han hecho a estos productos y han pasado desapercibidos. ¡Pero ya no más!

El pequeño orificio extra de los candados
Se conocen como agujeros de drenaje. Como su nombre lo indica sirven para drenar agua del interior del candado, pues este líquido puede congelarse y volver obsoleta la herramienta. También puede ser usado para lubricar con aceite el interior en caso de que la llave se bloquee.

Las bolsitas con esferas transparentes
Son bolsas de sílice (óxido de silicio), un compuesto conocido por su capacidad desecante (es una sustancia que se usa para eliminar humedad del aire). Por eso no es extraño encontrarlas en ropa recién comprada. Su uso, sin embargo, no es exclusivo de la industria de la moda ya que se puede utilizar para preservar en buen estado las fotografías antiguas o, en general, cualquier material que pueda deteriorarse por la humedad.

Las líneas plásticas del enchufe de los auriculares
Aunque puedan parecer decorativas sirven para separar las diferentes placas eléctricas que reciben información que se ‘transforma’ en sonido. El número de líneas varía según las funciones del aparato. Así, dos líneas dividen el polo a tierra, la entrada de audio del auricular derecho y la entrada del izquierdo. En cambio, una cuarta línea significa que hay otra placa exclusiva para el micrófono.

El triángulo al lado del nivel de combustible
En muchos autos hay un triángulo al lado del icono del combustible del tablero. En realidad, es una flecha que indica a qué lado del auto está la tapa del depósito de combustible. Así, por ejemplo, en el caso de la imagen el vehículo tendría el depósito en el lado izquierdo.

El hueco en la tapa de las lapiceras
La explicación más sencilla es que tener una tapa completamente hermética podría afectar la circulación del aire y, por ende, afectar la calidad de la tinta. Sin embargo, si esa fuera la única razón todos los bolígrafos tendrían ese diseño. Su verdadera función, según se explica en la página oficial de la marca Bic, es que el usuario pueda seguir respirando si ingiere por equivocación la tapa y esta se atora en la garganta.

El relieve en las letras ‘f’ y ‘j’ del teclado 
Si nos lee desde una laptop o una computadora de mesa lo más probable es que el teclado desde el que está escribiendo tenga dos líneas horizontales en las teclas ‘f’ y ‘j’, también conocidas como ‘teclas de posicionamiento’ porque, a través del tacto, ayudan al usuario a escribir sin mirar el teclado.

El agujero en el mango de ollas y sartenes
Esa parte de los utensilios de cocina suele usarse para colgarlos. Por supuesto, es una función válida. ¿Pero sabía que puede apoyar otros utensilios en ese orificio mientras cocina? No hay claridad de si este tipo de mangos fue diseñado con ese objetivo original, pero es un ‘truco’ que ha tomado fuerza en páginas especializadas de cocina como ‘Insider Kitchen’.

El disco de plástico dentro de las tapas de algunas bebidas
Tienen como función crear un sello a presión entre la tapa y la boca de la botella. Es especialmente necesario en bebidas carbonatadas en las que, de otro modo, parte del gas se terminaría saliendo antes de siquiera probar el producto,

El pompón de los gorros de lana
Tienen la función estética de ocultar las costuras de la parte superior de la prenda o simplemente darle un toque extra. Pero detrás tiene una historia bastante curiosa: este accesorio empezó a usarse en los gorros de los marineros franceses del siglo XVIII para proteger la cabeza de los golpes.

El centro ahuecado de las cucharas para pasta
Más que un agregado estético el hueco de las cucharas para pasta (que usualmente se usa para servirla o revolverla mientras se cuece) sirve para ayudar a medir la cantidad de pasta en seco que tendría la porción de una sola persona.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados