Bienestar

Stephie Bacque: Hablemos sobre súperalimentos

Foto: Stephie Bacque
Foto: Stephie Bacque

Por definición un superalimento es un elemento nutritivo que tiene una alta densidad de nutrientes en tan solo pequeñas cantidades. Son fuentes superiores de antioxidantes y nutrientes esenciales que necesitamos para el buen funcionamiento de nuestro organismo pero el cuerpo humano no los produce por sí solo.

Además de nutrir el cuerpo, ayudan a desintoxicar el organismo, aumentan la energía, mejoran la inmunidad y el bienestar general. Los superalimentos son una forma rápida y fácil de nutrir nuestro cuerpo, sin embargo, entrar en el mundo de los superalimentos puede ser intimidante ya que debemos conocer las propiedades y beneficios de cada alimento porque como individuos tenemos distintas necesidades. Algunos de estos elementos de la naturaleza se pueden encontrar en cualquier supermercado y otros solamente en dietéticas específicas.

Hay muchas formas de consumir superalimentos y de agregarlos en nuestra dieta, debemos perder el miedo y empezar a jugar con aquellos que nos ayuden a cumplir nuestros objetivos y utilizarlos con frecuencia. Los superalimentos se pueden consumir enteros pero nos facilita mucho su presentación en polvo o en cápsulas. Estos se agregan a platos dulces, salados, sopas y licuados.

El uso excesivo de aditivos artificiales que surge de la industria nos impone una práctica de malos hábitos, estos hacen que la ingesta de nutrientes esenciales pueda ser deficiente. La adición de superalimentos a nuestra dieta es una excelente forma de ingerir más nutrientes de forma rápida y eficiente.

Foto: Stephie Bacque
Foto: Stephie Bacque

¿Cuáles son mis superalimentos favoritos?

Cacao: aunque no lo crean el cacao crudo (¡no el chocolate con leche y caramelo!) posiblemente es el alimento con mayor concentración de antioxidantes que existe! Cuenta con una alta concentración en flavonoides, un tipo de antioxidante, y en magnesio el cual es uno de los minerales que con más frecuencia carece en la dieta moderna y también es gran fuente de hierro.

Maca: La maca es una raíz que se usa desde hace más de 2000 años. Se ha comprobado como el uso regular de maca aumenta la energía y rendimiento, mejora el deseo sexual, mejora la fertilidad y potencia el sistema inmune. Este superalimento es excelente para tratamientos de fatiga crónica.

Moringa: El árbol de la Moringa es originario de la India, se ha utilizado tradicionalmente con fines medicinales. Esta planta tiene nutrientes que favorecen la salud y combaten las enfermedades degenerativas. Tiene más de 40 antioxidantes entre los que encontramos vitamina A y E que protegen la piel. La moringa ayuda a controlar los niveles de colesterol y tiene propiedades anti-inflamatorias y cardiovasculares, además ayuda a tratar trastornos renales y estomacales

Polen: Es uno de los alimentos más completos de la naturaleza y por si no lo sabían es una gran fuente de proteína de alta absorción. Se cree que es un superalimento energético lo cual se muestra especialmente beneficioso en deportistas y personas que se estén recuperando de enfermedades.

Espirulina y Chlorella: Dos maravillosas algas con un sinfin de propiedades. Ambas son gran fuente de vitaminas y minerales por lo que son recomendadas para mantener un sistema inmune trabajando adecuadamente.

Bayas de Goyi y Acai: Son dos tipos de frutos rojos que crecen en distintas partes del mundo; son una gran fuente de antioxidantes! Los antioxidantes han mostrado ser capaces de minimizar el daño oxidativo de las células producido por radicales libres a los cuales todos estamos expuestos.
Curcuma: La curcuma es una raiz de color naranja, es un superalimento muy poderoso. Quien ha escuchado hablar del Golden Latte o la Leche de Oro, su base es puramente curcuma! Para su mejor absorción, la curcuma siempre va acompañada de una pizca de pimienta negra. Tiene acciones antiinflamatorias, antioxidantes, antibacterianas y digestivas.

Algunos de sus beneficios:
● Mejora la digestión
● Ayuda en la pérdida de peso
● Combate resfriados y gripes
● Evita las crisis de asma
● Desintoxica el hígado
● Regula la flora intestinal
● Trata problemas en el hígado
● Estimula el sistema inmune
● Alivia la inflamación en la piel como eccemas, acné o psoriasis

Matcha: Es un polvo de hojas de té verde especialmente cultivadas y procesadas. En principio las plantas son cultivadas a la sombra para aumentar sus nutrientes y finalmente son molidas con una piedra para convertirlo en un polvo fino. El té Matcha se cultiva en la sombra cubierto por una red que bloquea los rayos UV del sol, esto disminuye la fotosíntesis y finalmente eleva el nivel de clorofila y aminoácidos en la hoja. El resultado es un té verde más saludable y potente.

El Matcha tiene un alto contenido de catequinas, un famoso antioxidante polifenólico que viene de las plantas, los antioxidantes del té son los encargados de ralentizar el ritmo de absorción de la cafeína, entonces, aunque el efecto es suave, se nota más lentamente y es más potente que si lo comparamos con un café.

Debemos recordar la bioindividualidad ,ya que los superalimentos son una forma natural muy potente de cambiar estados en el organismo. Antes de consumir los elementos mencionados previamente es mejor asesorarse con un profesional.

Conocé a nuestra columnista
Stephie Bacque
Stephie Bacque
Es uruguaya, pero reparte su tiempo entre Montevideo y Buenos Aires y cambió radicalmente su vida convirtiéndose en health coach.

Su experiencia de vida, puede seguirse a través de la cuenta de Instagram.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error