BIENESTAR

¿Sos perfeccionista? Cuidado con estos puntos

Una persona perfeccionista es propensa a sufrir desgastes en su vida, no sólo por como se trata a sí misma, sino por sus elevados niveles de autoexigencia. Nada en exceso es bueno.

Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

El perfeccionismo está asociado a las personas exitosas y a la superación personal. Por supuesto, con voluntad y constancia muchas cosas son posibles. Sin embargo, lo que regularmente creemos que es beneficioso, en realidad trae duras consecuencias a nuestra integridad emocional y física.

Una persona perfeccionista es propensa a sufrir desgastes en su vida por la forma en la que se trata a sí misma y sus niveles de autoexigencia.

Es común que los individuos con esta característica rechacen la idea de aceptar que hay momentos en los que no van a poder, su miedo al rechazo y la pérdida puede ser extremo, convirtiéndolos en personas muy rígidas y obsesivas.

El enfoque perfeccionista puede ser contraproducente, pues si no lográs la perfección total,percibirás tu intento como un fracaso total y esto generará insatisfacción. Entonces… si sos perfeccionista, conocé lo que debés cuidar para evitar problemas de salud:

Estado de ánimo

Las personas con esta característica tienen fluctuaciones en su humor y estado de ánimo. Hay una tendencia depresiva por estar insatisfechos con su vida, lo cual ocasiona serios daños en su salud mental.

Es necesario tener tolerancia sobre los defectos y errores que se cometen para estar en paz con uno mismo. Nadie es perfecto, es importante recordar y entender que no se trata de no caerse, sino de aprender de la lección y poder continuar con amor.

Desempeño
Cómo percibimos nuestro propio ser y el entorno, condiciona nuestra forma de actuar. El perfeccionismo no es más que rigidez e inseguridad, lo cual afectará la forma en la que nos desenvolvemos. Tratá de proponerte metas realistas y trabajá constantemente, abrí espacios para tu propio aprendizaje y permitite equivocarte.

Autoconfianza
No existe la perfección en los seres humanos, para todo hay un margen de error. Sé flexible contigo mismo y comprendé que lo más importante es haber dado lo mejor, no importa que no haya sido perfecto, pero sí reconocer que tu trabajo valió la pena. Así construirás mejores referencias y trabajarás sanamente por causas verdaderas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados