Realeza

¿Cuáles son las normas de protocolo para entrevistarse con la reina Isabel?

Conocer a la reina Isabel II en persona no es algo que suceda todos los días, por eso quienes la visitan tienen que seguir estrictas normas.

Reina Isabel II. Foto: Reuters
Reina Isabel II. Foto: Reuters

Hace pocos días, la reina de Inglaterra,Isabel II, cumplió 94 años y lo celebró manteniendo cuarentena y distanciamiento social. No obstante, cuando se está ante su majestad hay que seguir ciertas normas. 

1. No se le puede tocar. El mayor contacto físico que se puede tener con ella es un apretón de manos formal al saludarla. Esta norma se remonta a la época medieval, cuando se creía que los monarcas eran designados directamente por Dios, por ello eran tratados de manera distinta.

2. No hay que llegar con las manos vacías. Es por ello, que habitualmente en sus compromisos oficiales le entregan un pequeño ramo de flores. No necesariamente tiene que ser un regalo que tenga que conservar, solo basta que se cumpla el protocolo. Cuando visita un país del extranjero, sus anfitriones deben darle algo que represente el lugar donde se encuentre.

3. Estar de pie al recibirla. Esta norma es casi usual y básica, y no solo cuando nos referimos a la reina, pero a esta se le suma que una persona no se puede sentar hasta que ella no lo haya hecho antes.

4. Hacerle una reverencia. Para los británicos es una obligación hacerle una pequeña reverencia antes de darle la mano, y siempre que ella haya extendido su mano antes, nunca se debe adelantar el saludo. En caso de que ella no extienda la mano, solo se sonríe y se inclina la cabeza.

5. La vestimenta. La indumentaria que se exige es de día las mujeres deben usar vestido o traje de chaqueta con dos dedos por debajo de la rodilla, zapatos cerrados con taco de cinco a siete centímetros y tener el cabello recogido, y de noche vestido largo, y de preferencia que no sea de color negro, a menos que esté combinado con otro tono.

6. Solo hablarle cuando se dirija a ti. Esto es para que la reina pueda ser quien controle la conversación. Ella elige cuándo acaba y cuándo empieza. Con pequeños gestos ella indica cuando la reunión va a terminar, como cuando cambia el bolso de su mano, y si lo pone encima de la mesa, está indicando de que quiere irse en cinco minutos.

7. No comer antes que ella. Así el plato esté servido, y ya en la mesa, la reina Isabel es quien debe comer el primer bocado. De igual manera al final, ella es la que decide cuando se deben retirar los platos.

8. Nunca llamarle por su nombre de pila. A la reina Isabel se le debe llamar ‘Su majestad’ al saludarla y despedirla. En el intervalo de la conversación se le puede decir ‘señora’, pero nunca como Lilibeth que es como la conoce su familia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados