Hogar

Simples acciones para ayudar reciclando en casa

Conoce cómo empezar a incluir esta actividad -esencial para la conservación del planeta- en tu hogar, con simples iniciativas que puedes practicar en familia.

reciclaje
Foto: Pexels

Reciclar reduce la contaminación, preserva el medio ambiente y favorece la economía. Si aún no estás familiarizado con esta actividad, aprovecha la temporada de aislamiento social para inculcar este hábito a todos los miembros de tu familia, empezando por actividades sencillas como separar los desperdicios en categorías, usar conscientemente la energía en tu hogar o limpiar las áreas y seleccionar las cosas que son para reutilizar o donar.


1. Evitá los productos desechables. Deja de usar los platos, vasos y cualquier producto que sea descartable. Elige aquellos que se puedan utilizar varias veces como los recipientes de vidrio.

2. Tené contenedores o bolsas en tu casa para vidrio, diario  y cartón, latas y plástico. Antes de depositar cualquier objeto en su lugar, lávalo bien a fin de evitar malos olores.

3. Reciclá la ropa. Esos jeans que ya no usas, quizás puedan convertirse en una colcha, delantal, almohadón o delantal. Solo es cuestión de ponerse creativos.

4. Doná juguetes. Si en estos días de confinamiento has limpiado a profundidad el cuarto de tus hijos y descartaron juntos varios juguetes, no los botes. Lavalos y dónalos para que tengan una segunda vida.

5. Decile adiós a las botellas de plástico. Diversos estudios indican que usar de manera indefinida una botella de plástico puede resultar perjudicial para la salud. Sustitúyelas por botellas de acero inoxidable.

6. En el caso de papel, pueden reciclarse revistas, volantes, cuadernos, bolsas de papel, agendas, etc. Los artículos deben estar limpios y secos. No se incluye servilletas ni papel higiénico.

7. Nunca eches el aceite por la pileta. Solo 1 litro contamina hasta mil litros de agua. Cuando quieras eliminarlo, espera que se enfríe y echalo en una botella. No lo combines con ningún otro producto. Cuando esté llena, tírala a la basura o llévala a un lugar especial de reciclaje.

8. Guardá las pilas y baterías que ya no uses y llévalas a un punto de reciclaje especial. Estos productos son muy contaminantes para el planeta.

9. Reutiliza los envases de vidrio. Puedes convertirlos en floreros, centros de mesa, lámparas con luces pequeñas, porta velas o lo que se te ocurra.

10. Repará los electrodomésticos que fallen. De esta forma, no tendrás que comprar uno nuevo. Si la avería no tiene solución, adquiere uno con etiqueta verde. Usa de manera eficiente la energía. En la actualidad, existen hasta equipos de aire acondicionado con esta característica, que disminuye un 40% del consumo de electricidad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados