Realeza

Salen a la luz más detalles de la pelea entre los príncipes William y Harry

La grieta entre los hermanos está en su peor momento justo cuando deben reunirse para homenajear a su madre, Lady Di

principes William y Harry
Foto: Instagram Kensigton Royal

Una vez más todas las miradas estarán puestas en el príncipe William y su hermano Harry. Mientras los duques de Cambridge y Sussex se preparan para develar en conjunto el próximo 1 de julio una estatua en honor a su madre, Lady Di, salieron a la luz nuevo detalles de la tensa relación que mantienen por estos días y dificultan cualquier chance de una reconciliación.

El biógrafo Robert Lacey, quien también se desempeña como el consultor histórico de la serie The Crown, publicó un nuevo extracto de su libro Batalla de hermanos: William y Harry: la amistad y las enemistades, y sus apreciaciones pintan un “nefasto vínculo” entre los hijos de la princesa de Gales.

La última vez que se los vio juntos dejó una sensación agridulce: fue en abril durante el funeral de Felipe, duque de Edimburgo. Ambos estuvieron en la procesión que acompañó el ataúd de su abuelo, pero ingresaron separados, con su primo Peter Phillips en el medio. Según Lacey este gesto no fue una casualidad, sino que “llegaron a un punto tan bajo que no podían caminar juntos”.

William y su abuela resolvieron juntos que, dadas las circunstancias imperantes, no podía caminar en armonía con Harry detrás del ataúd de la forma en que lo hubiera hecho en el pasado”, asegura el autor en el extracto que difundió The New York Times. El experto en realeza aclara que la estrategia de colocar a Phillips en el centro ya había sido desplegada dos años antes, cuando se dio a conocer el desacuerdo entre los hermanos tras el “Megxit”.

“El hijo de la princesa Ana cumplió el papel de amortiguador diplomático entre los dos”, sentencia Lacey. A pesar de que para el momento de la ceremonia de despedida de su abuelo ya era de público conocimiento el tenso vínculo entre los hijos de Lady Di, el biógrafo sostiene que se trata de un nuevo nivel de alejamiento, diferente a cualquier enemistad propia de años anteriores.

Recordemos que el mismo día ocurrió un gesto que fue interpretado como una muestra de esperanza: unas horas más tarde los hermanos finalmente caminaron juntos, uno al lado del otro, como en las viejas épocas. Lacey desmiente que el intercambio de palabras que mantuvieron haya sido “amistoso” y ofrece otra versión: “William y Kate les dijeron a sus amigos que no tenía ningún sentido hablar con Harry, ya que cualquier discusión llegaría directamente a oídos de Meghan para ser filtrada a través de Oprah o algún otro tentáculo de la red de los Sussex”.

Al parecer la confianza entre los hermanos se convirtió en un valor perdido, y la explosiva entrevista con la famosa presentadora terminó de romper su lazo. En este sentido, cabe recordar que Meghan Markle afirmó que su cuñada la hizo llorar en varias oportunidades y que numerosos medios británicos reportaron después que William sintió que su cuñada había “arrojado a la duquesa de Cambridge debajo de un autobús” ante la mirada pública.

El próximo jueves el príncipe Harry volverá a reunirse con su hermano en la inauguración de una estatua en honor al 60 cumpleaños de la difunta princesa de Gales. Sobre esta ceremonia, Richard Kay, gran amigo de Lady Di, informó: “Van a hacer todo lo posible para garantizar que sus diferencias no distraigan la atención de lo que esperan sea una celebración conmovedora para reconocer el impacto positivo de su madre“.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados