Tras la polémica: El rey de Bélgica ya se encontró con su media hermana, la princesa Delphine

Delphine de Saxe Coubourg. Foto: AFP
Delphine de Saxe Coubourg. Foto: AFP

El rey de los belgas, Felipe, se reunió con la princesa Delphine de Sajonia-Coburgo, que ya forma parte de la familia real luego de que la justicia la reconoció como hija del exmonarca Alberto II, informó el jueves al palacio real.

De acuerdo con un comunicado del palacio, el encuentro tuvo lugar el 9 de octubre y fue el inicio de un "largo y rico intercambio" entre ambos.

La nota, firmada por ambos, añadió que la relación entre el rey y su media hermana "se va a desarrollar en un marco familiar".

El 1 de octubre, la justicia belga decidió que la escultora Delphine Boel, de 52 años e hija extramatrimonial del que fue rey Alberto II, tenía derecho al título de princesa.

Alberto II reinó entre 1993 y 2013, antes de abdicar en favor de su hijo Felipe, actual monarca.

El rumor de que Boel era hija del monarca empezó a circular ya en 1997, pero la escultora tuvo que esperar hasta el año pasado, cuando un tribunal obligó al monarca a someterse a la prueba de ADN, que en enero de este año confirmó el parentesco.

El encuentro duró tres horas, precisó el palacio real, que difundió una foto.
Delphine nació en febrero de 1968 de la larga relación (1966-1984) que mantuvo su madre, la baronesa Sibylle de Sélys Longchamps, con Alberto. Este último era por entonces príncipe heredero, casado desde 1959 con la futura reina Fabiola.

Alberto y Paola, respectivamente con 86 y 83 años, tuvieron tres hijos: Felipe, nacido en 1960, que subió al trono en 2013, la princesa Astrid (nacida en 1962) y el príncipe Laurent (1963).

Delphine vio todos sus reclamos aceptados por la justicia, que dictaminó que tenía derecho a llamarse a partir de ahora "Su Alteza Real Delphine de Sajonia-Coburgo".

Pero la larga batalla de siete años con su padre la hirió profundamente, según explicó a la prensa, ante la cual manifestó el 5 de octubre que no esperaba nada de su progenitor.

En cuanto a su hermano Felipe, la ahora princesa se manifestó en el mismo sentido: "Ya no pido nada más, no voy a arrodillarme para pedir un gesto. Sucederá o no sucederá, no lo sé".

EL exrey ve con buenos ojos la aproximación de sus hijos

El exrey de los belgas Alberto II saludó este viernes la aproximación familiar protagonizada por su hija extramatrimonial, la ahora princesa.

En la nota divulgada este viernes, Alberto II apuntó que "mi esposa y yo estamos muy felices por esto que ha sido realizado por iniciativa del rey", y señaló que es el inicio de "días mejores para todos y en particular para Delphine".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error