Hogar

Paso a paso para eliminar las suelas amarillas de los zapatos

¿Las suelas están poniéndose de un color que no te gusta? A continuación compartimos remedios caseros para dejarlas relucientes.

championes, zapatillas, blanco
Foto: Pixabay

Con el paso del tiempo es normal que las suelas de nuestros championes blancos tienden a ponerse amarillentas, esto se debe a la exposición al sol y el envejecimiento natural del material.

Sin embargo, esto no significa que tengas de desecharlas, ya que existen varios trucos caseros que pueden remediar este problema. A continuación te mostramos trucos para que los pongas en práctica, así que tomá nota.

Sal gruesa: Sus propiedades ayudan a eliminar cualquier tipo de suciedad adherida al material, para ello necesitarás: ½ taza de sal gruesa, jabón o detergente y un cepillo.

Con ayuda del cepillo (seco) comienza sacar el exceso de suciedad que tienen las zapatillas. Luego lava normalmente los tenis, pero antes de enjuagarlos frota la sal gruesa por todo el calzado y deja actuar durante una hora. Pasado el tiempo, enjuaga con agua fría y déjalos secar lejos del sol.

Sal y leche: Esta combinación es una buena alternativa ya que que ayuda a remover toda las manchas de los zapatos. Para esta receta casera necesitarás: ½ taza de sal gruesa, un litro de leche, ½ litro de agua y jabón o detergente.

Tomá un recipiente lo suficientemente grande para que entren los zapatos, y vierte la leche, el agua y la sal gruesa. Sumerge las zapatillas y déjalas remojar durante tres horas. Pasado el tiempo, toma el cepillo y frótalas para remover la suciedad. Luego lávalas con jabón y agua fría.

Pasta de dientes: Es una de las soluciones más comunes, ya que ayudan a limpiar las superficies de goma. Solo necesitás un cepillo de dientes, pasta dental y un paño húmedo.

La pasta de dientes es una buena solución para limpiar las gomas blancas de la suela o aquellas zapatillas que están elaboradas con material de cuero.

Toma el cepillo de dientes y mójalo con agua y coloca un poco de crema dientes, frótalo sobre las zonas afectadas del zapato. Esto generará una espuma donde saldrán los restos de suciedad. Al terminar de limpiarlos, solo lávalos y déjalos secar lejos del sol.

Bicarbonato de sodio y vinagre blanco: Ambos ingredientes son blanqueadores naturales, estos son utilizados para blanquecer telas, superficies y calzados. Para ello necesitarás: ½ taza de vinagre blanco, ¼ de taza de bicarbonato de sodio y un cepillo.

Mezcla el bicarbonato y el vinagre, cuando la espuma baje sumerge el cepillo y empieza a pasarlo sobre las zapatillas. Deja actuar esta combinación durante media hora y luego enjuaga.

Amoniaco y detergente de platos: Las propiedades de ambos productos son eficaces para eliminar las manchas. Para ello deberás tener: 1 cucharadita de amoniaco, 1 cucharada de detergente, 2 litros de agua tibia, 1 cucharada de bicarbonato de sodio (opcional) y un cepillo.

Remové primero los restos de suciedad con ayuda del cepillo. Después diluye el amoniaco y el jabón en los dos litros de agua. Sumerge los zapatos y déjalos remojar durante una hora. Cuando el tiempo haya pasado, solo tendrás que lavarlos. Si todavía hay algunas manchas frota un poco de bicarbonato después del remojo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados