Bienestar

Mind Fits: Neurodiseño, la combinación de arquitectura y bienestar

Nuestra healh coach nos trae una columna que explica cómo la arquitectura afecta nuestro bienestar.

Foto: Florencia Vasquez Ferro, Estudio VAF
Foto: Florencia Vasquez Ferro, Estudio VAF

Está claro que el entorno en el que te encuentres afecta directamente tu estado de ánimo y, por lo tanto, en tu bienestar. Algunos espacios nos parecen más atractivos: qué hace que un diseño o decoración nos provoque emociones, que una arquitectura nos parezca más agradable o menos, de esto se ocupa la la neurociencia, y de ella nacen la neuroarquitectura y neurodiseño.

Mucha gente entra a una casa y al salir dice “sentí mala vibra” y, aunque también tiene que ver con la energía de las personas, el diseño de interiores influye.

Por ejemplo, si pensás en la ambientación de un estudio de yoga, un spa o cuarto de hotel seguramente te remita paz. Hoy es tendencia la relación entre la arquitectura y diseño con el bienestar: Wellness Deco, psicología ambiental o neurodiseño.

Creyendo en un mundo donde las personas se vuelcan más a lo ecológico y sustentable, se debe tener en cuenta que una casa conecte con la mente de quienes la habitan. Al final del día todos queremos sentirnos bien y alineados con las actividades que hacemos durante el día, con lo que comemos y lo que usamos. Nada mejor que sentirse así al llegar a tu casa, en armonía."Las últimas investigaciones nos hablan de cómo funciona el sistema nervioso autónomo, unos nervios que conectan el cerebro de la cabeza con lo que llaman el cerebro del gato. Es un sistema que se activa con la neurocepción, un concepto que señala esa especie de sensación o intuición que pone en alerta todos los sentidos cuando llegamos a un espacio y nos hace percibirlo como seguro o inseguro, lo que nos genera una respuesta o de calma o de tensión" Stephen W. Porges. Esto hace referencia a los distintos circuitos neurales que se ocupan de distinguir si las situaciones o personas son de confiar o no y lo mismo pasa con los espacios.

Consejos para desenchufarte del mundo exterior y conectarte con tu YO en un ambiente sano:

1. Primero que nada tenés que encontrar un espacio en tu casa y asignarlo para hacer aquello que te hace bien y te desconecte para nutrirte de energías positivas. Puede Ser para leer, escribir, hacer yoga, meditación, pintar o lo que más te ayude. Este lugar puede incluir velas, un mood board, un mantra, un recordatorio de metas o simplemente recuerdos que te hagan feliz.

2. Genera un efecto low-tox, asegurate de tener plantas, ya que tienen un efecto calmante, nos oxigenan y purifican el aire mientras nos conectan con la madre tierra. si no tenes mucho espacio puede ser con suculentas o alguna planta pequeña. Está comprobado que nos ayudan en nuestro estado de ánimo ya que nos sentimos acompañados de vida.

3. Tal como el proceso de Marie Kondo, decile chau a las cosas que no te hacen feliz. Tener tu casa y espacio limpio y con pocos artículos hace que tus niveles de estrés bajen y tu mente se relaje y tus pensamientos sean más claros.

4. Una forma de personalizar tu casa también es a través de la aromaterapia. Podes agregar velas, inciensos, difusores o aceites con olores con los que te sientas a gusto y te transporten a donde querés estar.

Hablemos de neurodiseño, este es un término que engloba la idea de que un espacio físico juega un papel muy importante y se basa en contribuir a la sanación y en el bienestar humano; esto se encuentra avalado por la Academia de Neurociencias para Arquitectura.

¿Sabías que las células del cerebro trabajan para convertir las señales del mundo a través de nuestros órganos sensoriales y trabajan en conjunto para convertir la información percibida en percepciones para asimilar los espacios que nos rodean? De esta forma podemos decir que los distintos espacios generan las sustancias químicas producidas por el cerebro que influyen positiva o negativamente en el sistema inmunológico. Tengamos en cuenta que para la sanación debemos tomar en cuenta: Luz natural, ventilación, colores, presencia de agua, iluminación, materiales y texturas mientras que para la decoración debemos optar por opciones muebles cómodos y acogedores. Los espacios deben ser cálidos para que la persona se sienta.

Debemos ocuparnos de tener espacios eco-friendy en nuestras casas donde podamos relajarnos luego de un largo día y que a la vez conserve ese touch de diseño de vanguardia. Esto se puede lograr teniendo varios lineamientos en mente a la hora de crear un espacio antiestrés , en el que se pueden tomar referencias lugares que vendan bienestar, como un spa. Teniendo en cuenta la vorágine en la que vivimos en el mundo, nuestras células están cada vez más estresadas y se generan radicales libres, absorbemos toxinas y metales pesados que desbalancean nuestro organismo y es por esto que para nuestro bienestar el lugar que habitemos debe proveernos ese sentimiento de paz y tranquilidad.

Para lograr lo que venimos proponiendo también se puede crear un foco de atención principal en los espacios. Esto puede se lograr teniendo lugares con colores neutros y colocar algún artículo que se destaque como una pieza de arte, un sofá que se destaque, un espejo o lo que se te ocurra que llame la atención cuando llegas al lugar.

El color y la textura, es importante. Estos se pueden incluir con artículos de decoración pero siempre manteniendo el pensamiento de ambientes despejados.

En estos días que debemos permanecer en casa podemos percibir con más sensibilidad si el estar en ella nos genera el bienestar que necesitamos. Esta situación nos puede demostrar que emociones nos generan los espacios de nuestro hogar ya que lo estamos viviendo a pleno y si percibimos que la energía no fluye o que nos sentimos mala vibra, hagamos cambios para lograr esa armonía tan ansiada cuando llegamos a nuestro hogar.

Tips para la época de estar en casa:

1. Generar un espacio para hacer home-office
Hoy es importante contar con un lugar donde poder trabajar desde nuestra casa y para muchos es algo nuevo. Tratemos de buscar un lugar poco transitado, donde nos sentimos cómodos y que sea lo más silencioso posible. Si tenemos una ventana cerca, mucho mejor, para renovar el aire y estar expuestos a iluminación natural lo que nos ayuda con nuestros niveles de vitamina D. Este ambiente debe estar limpio y ordenado para que podamos trabajar más concentrados.
A la hora de elegir la ubicación del escritorio recomendamos que primero coloque la silla en los posibles lugares de trabajo y sientan donde se encuentran más cómodos porque van a pasar gran parte del día ahí.

Visualizar la puerta de entrada es muy importante porque nos da sensación de seguridad ya que podemos ver que pasa alrededor. En el caso de no poder ubicar el escritorio de manera que se vea la puerta o que la misma nos quede de espaldas se puede resolver colocando un espejo que refleje la misma.

2. Un rincón de energía y paz
Agregar piedras para transformar energías, velas, un puf o almohadón en el suelo es suficiente para crear tu pequeño espacio de meditación, en el que desconectar y dedicarte un momento cada día a ti mismo.


En nuestras células hay información que está directamente relacionada con la naturaleza. Es muy importante incorporar formas y texturas orgánicas y naturales para mejorar nuestra sensación de bienestar. Se trata de volver a los orígenes y no centrarse en el “tener” sino en el “SER”.

Conocé a nuestra Columnista
Stephie Bacque
Stephie Bacque
Es uruguaya, pero reparte su tiempo entre Montevideo y Buenos Aires y cambió radicalmente su vida convirtiéndose en health coach.

Su experiencia de vida, puede seguirse a través de la cuenta de Instagram Mind Fits.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados