Realeza

Meghan Markle perdió un juicio contra un diario inglés y deberá pagar casi US$90.000

La duquesa de Sussex perdió la primera ronda de una batalla legal contra la Associated Newspapers Limited; esta no es una derrota definitiva.

Meghan Markle, duquesa de Sussex. Foto: AFP
Foto: AFP

La duquesa de Sussex deberá pagar unas 67.000 libras -alrededor de 88.000 dólares- después de que el Tribunal Superior de Londres desestimara tres artículos de su demanda contra la Associated Newspapers Limited (ANL), la editorial británica que publica los periódicos Mail on Sunday y MailOnLine.

De todas maneras, no es una derrota definitiva, sino que se trata de la primera ronda legal de una batalla a la que todavía le quedan unos cuantos enfrentamientos.

El relato judicial comenzó hace unos meses cuando la duquesa de Sussex presentó una demanda contra ANL por un artículo publicado en febrero de 2019 que reprodujo fragmentos de una carta privada que le había escrito a su padre, Thomas Markle. La empresa demandada respondió a las acusaciones de la duquesa con una serie de documentos que dieron vuelta la situación.

Después de examinar las versiones de las dos partes, el juez que lleva la causa decidió desestimar la presentación de los abogados de Markle por lo que la exactriz deberá pagar los costos legales del proceso.

A pesar de perder esta instancia, la esposa del príncipe Harry está dispuesta a seguir adelante con el juicio. Esta semana, el tribunal escuchó los argumentos de Markle en contra de se hagan públicos los nombres de las cinco amigas que participaron en un reportaje de la revista People sobre ella defendiéndola de los "ataques" de los tabloides británicos. "Es inaceptable que el precio a pagar para continuar el juicio sea revelar las identidades de las personas que fueron citadas como fuentes anónimas en el artículo", aseguraron los abogados de la duquesa.

Desde la empresa editorial respondieron que los nombres de las amigas deben ser revelados para que puedan participar de la causa como testigos para demostrar que Meghan estaba al tanto de su colaboración con el artículo de la revista y que lo hicieron con su consentimiento, una afirmación que la duquesa niega. Por otra parte, la exigencia de la empresa demandada se basa sobre el hecho de que supuestamente fueron esas cinco amigas las que mencionaron por primera vez la carta de la discordia.

Mientras espera la resolución de la justicia británica, Markle atiende otro frente legal en Estados Unidos. La pareja presentó una demanda por las fotos publicadas de su hijo Archie que fueron tomadas de forma ilícita a través de drones dentro del perímetro de la propiedad donde vive la familia. Para este proceso, los Sussex contrataron al estudio de abogados que emplean las Kardashian.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados