Realeza

Las lujosas residencias a las que la reina y su familia viajarán este año

La reina Isabel II y la familia real poseen una amplia variedad de castillos y palacios en donde pasan sus vacaciones. ¡Mirá!

La reina Isabel II en su primera salida pospandemia. Foto: AFP
La reina Isabel II en su primera salida pospandemia. Foto: AFP

La reina Isabel II y la familia real poseen una amplia variedad de propiedades, que incluye una selección de castillos y palacios en todo el Reino Unido. 

Aunque la monarca pasó gran parte de 2020 en el Palacio de Buckingham y en el Castillo de Windsor debido a la pandemia de coronavirus, tiene otras casas de vacaciones, incluido el Castillo de Balmoral en Escocia y la finca de Sandringham, mientras que el príncipe William y Kate Middleton a menudo hacen viajes a la villa Mustique en el Caribe.

A medida que se acercan las vacaciones, la realeza británica se dispone a visitar dichas propiedades. ¿Dónde descansará la familia real una vez que el Covid-19 lo permita?

Castillo de Balmoral, Aberdeenshire, Escocia

El Castillo de Balmoral es uno de los lugares favoritos de Su Majestad en el mundo. Allí es donde la reina suele pasar sus vacaciones de verano con el duque de Edimburgo.

Balmoral fue durante mucho tiempo un refugio favorito para la familia real. La propiedad se remonta a 1842 cuando la reina Victoria y el príncipe Alberto visitaron por primera vez las Tierras Altas de Escocia. La magnífica finca, ubicada en medio de montañas, lagos y cañadas, tenía un sabor especial para Victoria. Tanto es así que en 1852, su esposo Alberto, se la compró.

La casa original se consideró "pequeña pero bonita", lo que llevó al encargo del Castillo de Balmoral. A diferencia de otras propiedades como el Palacio de Buckingham, es de propiedad privada.

La villa Mustique del príncipe William y Kate Middleton

Aunque no es propiedad exclusiva de los duques de Cambridge, se sabe que la pareja frecuenta el lugar. La villa Mustique es una morada de estilo colonial con cinco habitaciones, propiedad de Andrew Dunn, amigo del príncipe William.

Según el diario The Sun, alojarse allí cuesta 27.000 libras por semana. La vivienda cuenta con una pileta con vista infinita de 18 metros, personal privado e impresionantes vistas al mar y hacia las islas vecinas de Bequia y San Vicente.

Craigowan Lodge, Balmoral Estate, Escocia

Craigowan Lodge es una casa de siete habitaciones ubicada en la finca de Balmoral. La reina Isabel y el príncipe Felipe se quedan allí durante las primeras semanas de sus vacaciones de verano, mientras que el castillo principal todavía está abierto al público.

Birkhall, Balmoral Estate, Escocia

El príncipe Carlos y Camilla Parker Bowles también disfrutan de pasar sus vacaciones de verano en la finca de Balmoral, donde se alojan en su propiedad del siglo XVIII, Birkhall.

El Príncipe de Gales heredó Birkhall de su abuela cuando ella murió en 2002, y él y la duquesa de Cornualles incluso pasaron su luna de miel allí en 2005, por lo que sin duda tienen buenos recuerdos de la casa.

La pareja real permaneció en la propiedad durante gran parte del aislamiento por la pandemia de coronavirus, después de que el príncipe Carlos contrajera Covid-19 en marzo del año pasado.

Castillo de Mey, Caithness, Escocia

El príncipe Carlos tiene un segundo retiro escocés en Caithness, en la costa norte de Escocia. El Castillo de Mey fue comprado por la reina madre en 1952 después de la muerte de su esposo, el rey Jorge VI, y fue heredado por Carlos después de su muerte en 2002.

La reina madre visitó el castillo cada agosto y octubre hasta que cumplió 101 años, mientras el príncipe Harry y su esposa, Meghan Markle, se quedaron allí en agosto de 2018 con el príncipe Carlos y Camilla.

En mayo, el Príncipe de Gales abrió un nuevo bed and breakfast de diez habitaciones en los terrenos del castillo, el Granary Lodge.

Llwynywermod en Llandovery, Gales

Llwynywermod Estate es la residencia galesa del príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles. La pareja se queda en la casa de campo durante su gira anual de verano por Gales. Carlos compró la residencia en marzo de 2007 después de 40 años de búsqueda de la propiedad perfecta.

Casa Sandringham, Norfolk, Inglaterra

Sandringham es la finca de la reina que visita cada año durante las vacaciones de Navidad. La casa fue el hogar privado de cuatro generaciones de soberanos desde 1862, y fue heredada por la Isabel en 1952.

Su Majestad viaja a Sandringham poco antes de la fiesta de Navidad y permanece allí hasta febrero de cada año, después de celebrar en privado el aniversario de la muerte de su padre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados