Pascuas

Lore Nutri: Mitos y verdades del chocolate, ¿cómo elegir tu huevo de pascua?

La Licenciada en Nutrición Lorena Balerio nos enseña qué tener en cuenta para elegir un chocolate saludable en pascuas o cualquier época del año.

huevos de pascua
Foto: Pexels

El chocolate es sin dudas uno de los dulces más amados por niños (y a grandes también), y en este domingo de Pascuas las cantidades que se pueden llegar a consumir pueden ser industriales en algunos hogares. Veamos por qué y cómo mejorar la calidad a la hora de elegir los huevos para este domingo.

La fascinación por el chocolate se gesta desde el momento que vemos sus ingredientes de base. El chocolate se obtiene al mezclar azúcar, pasta de cacao y manteca de cacao; a partir de eso y en función de la proporción de la mezcla, es decir cuánto de cada uno utilicemos, la calidad del cacao si se le agrega frutos secos, vainilla u otros ingredientes, es el tipo de chocolate que obtengamos.

Se acostumbra a relacionar el chocolate con lo prohibido, a que está mal comerlo. Este mito radica en que al aportar grasas y azúcar combinados es un alimento que nos puede sumar calorías extra a la dieta; si un día la consumimos no pasa nada pero si es algo que hacemos diariamente a no ser que esas calorías las dejemos de consumir por otro lado, si llevaría a una ganancia de peso. Ahí entramos a ver la importancia de la calidad del chocolate que consumimos, porque si hablamos de uno de calidad podríamos perfectamente consumirlo. Si es un chocolate de 70% cacao y la dosis diaria no excede los 20 gramos no habría porque demonizarlo.

El cacao es uno de los ingredientes del chocolate, el cual suele estar en menor o mayor proporción. El cacao contiene varias sustancias químicas, leerán por ahí que tiene antioxidantes como los flavonoides, pero hoy quiero resaltarles el triptófano y lafeniletilamina.

El triptófano es un aminoácido esencial, es de esos que necesitamos comer porque no lo producimos, en el cerebro lo utilizamos para producir serotonina, una sustancia química que funciona como neurotransmisor. Es el responsable de sentimientos como la felicidad.

La feniletilamina es una sustancia que también se produce de manera natural en el cerebro y sirve de activador para la liberación de la dopamina, la noradrenalina y la serotonina. Está asociada con la “euforia inicial del enamoramiento”. Promueve los sentimientos de emoción y atracción. Además trabaja como anti depresivo al combinarse con la dopamina presente en el cerebro. La dopamina, es el neurotransmisor del cerebro responsable del gusto y la sensación de placer.

Con esto quiero que vean: felicidad, placer, amor y emoción; dicho de otra forma, amamos el chocolate porque nos hace sentir bien y si, es verdad que todo eso lo genera el chocolate. ¿Acaso nunca regalaste un chocolate a alguna pareja?, ¿a alguien que estaba triste? El problema es que no debemos ser presas del marketing engañoso, para generar todas estas hermosas sensaciones a nivel cerebral el chocolate tiene que ser de calidad y puro. No un chocolate con leche o blanco.

¿Cómo me doy cuenta el tipo de chocolate?

Es importante ver proporción de cacao que tenga mi chocolate: a más pureza más cacao, pero a más procesamiento y agregados menos del elixir del placer va a quedar en mi tableta.

Pureza del chocolate.  Representa el tanto por ciento de cacao que hay presente en un producto. Cuanto mayor sea el porcentaje de cacao, mejor será la calidad final del chocolate y más propiedades nutricionales conservará.

Ojo: Vas a ver en góndolas chocolates negros con la leyenda de “chocolate puro” y cuando lees la letra chica su contenido en cacao es del 50-60%. Esas tabletas tienen mucha azúcar.

Deberías considerar chocolates con un porcentaje de cacao del 70% o más.

Azúcares añadidos. El cacao puro tiene un sabor amargo, lo que durante años y gracias a la industria fue considerado como algo negativo que corregir, dando lugar a chocolates extremadamente azucarados que terminaban por perder la esencia del producto. Hoy podemos ver que el azúcar genera esa sensación de querer más, que no es propia del chocolate sino de los agregados que se le agregan al hacerlos más procesados y con agregados.

Tipos de chocolate

El chocolate negro lleva básicamente tres ingredientes: manteca de cacao, cacao en polvo o pasta de cacao y azúcar. La cantidad de azúcar del chocolate negro varía según su porcentaje de cacao.

Como referencia:
Chocolate 70% cacao: tiene unos 30g de azúcar por tableta de 100g
Chocolate 90% cacao: unos 7g de azúcar por tableta de 100g

Estos chocolates pueden resultar muy amargos en primera instancia, y hay que ir acostumbrando el paladar e ir pasando de un chocolate con un 70% luego sube a un 80%, hasta llegar a un 90% o superior. El paladar es capaz de adaptarse y te creará mucha menos ansiedad que aquello que contienen grandes cantidades de azúcar.

Entre el chocolate negro y el blanco esta el chocolate con leche, este por lo general es el que se usa en los huevos de pascuas y en el mercado infantil, a todo los ingredientes de base suma la leche y elevada cantidad de azúcar, de ahí que resultan más adictivos que el típico chocolate negro.

El chocolate blanco se diferencia del negro en la proporción de manteca y pasta de cacao que contienen. Las cantidades de manteca de cacao en el chocolate blanco son máximas y la presencia de cacao es prácticamente nula.

Regla de oro: Para que el chocolate sea realmente beneficioso, antidepresivo y de calidad nutricional: debe ser de un 70% de cacao o más, sino se trata de una falsa estrategia del marketing para convencerte de comprarlo

Huevos de pascua, ¿qué mirar? a la hora de la compra

• Mirar las calorías si, pero primero que nada los azúcares que aportan. Lo recomendado es que los azúcares no aporten más del 10% de las calorías que tu hijo consume al día, esto varía en función de la edad.

Por ejemplo, un niño de 2-3 años necesita 1400 calorías, deberíamos no pasarnos de 140 cal aportadas por el azúcar; considerando que un gramo de azúcar aportan 4 calorías un niño de esa edad no debería exceder los 35 gramos diarios de azúcar, entre todos los alimentos que coma y beba en el día. Así, a mayor edad el aporte va en aumento: 4 a 5 años son 1600 calorías, 6 a 10 años 1800 calorías y de 10 a 13 2000 calorías.

Recordemos que esto es un promedio que se ajusta con el nivel de actividad física que el niño realice, niños más sedentarios las calorías a consumir son menores que a niños con actividad física sostenida.

• Las grasas que cada porción aporta y su calidad, es importante que miremos las grasas saturadas que contiene ese huevo, las grasas saturadas son el tipo de grasa más dañino para nuestro organismo, ya que aumentan el colesterol en sangre, entre otras complicaciones

En general, el chocolate blanco y los huevos que contienen rellenos con salsas tipo “mousse” o símil merengues son los que contienen más grasas saturadas.

• Las sorpresitas: es preferible aquellas que traen jueguitos a aquellas que ya sabes de antemano traen más chocolate o pastillitas que traen una bomba de azúcar en la cobertura colorida.

• Casero siempre casero. Si el tiempo acompaña y contamos con los moldes, los huevos en casa siempre serán mejores. Porque vas a elegir vos los ingredientes, los niños participan en el armado y es una forma de comer menos productos artificiales.

• Así como en navidad, los niños no necesitan 6 huevos de pascuas ni 20 regalos, para ser felices, resulta más beneficioso regalar 1 o 2 huevos de calidad o si por el contrario elegís huevos más azucarados, inventales una buena búsqueda de huevos de pascua, esta tradición resulta una buena estrategia para mantenerlos activos y quemando calorías en la búsqueda.

¡Felices pascuas para todos!!

conocé a nuestra columista
Lorena Balerio
Lorena Balerio
Licenciada en Nutrición.Dicta charlas y talleres y promueve la alimentación real y saludable. Consultas personalizadas a domicilio y online

Podés seguirla en su redes sociales Instagram y Facebook.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados