Hogar

¿Cómo lavar correctamente las tablas de picar para evitar problemas sanitarios?

Evita el riesgo de una intoxicación con la suciedad en las superficies sobre las que cortas alimentos, te decimos cómo lavar correctamente las tablas para picar

tabla de picar, tabla de cocina
Foto; Pixabay

Son pocas las preparaciones en la cocina en las que no utilizamos una tabla de picar pero además de emplearlas para el fin por el que las tenemos, terminamos usándolas hasta para apoyar cosas calientes. Así, lavarlas correctamente es imprescindible para que no se contaminen constantemente.

Al respecto, Consumer, la publicación de la fundación Eroski dedicada a la protección de los consumidores asegura que “(…) son uno de los utensilios donde más proliferan los microorganismos patógenos”. El menor contacto con las tablas, dice, provoca la transferencia de bacterias a los alimentos, con el consiguiente riesgo de intoxicaciones alimentarias.

Por su lado, Cleanipedia.com, el blog de la fabricante de productos de consumo Unilever, dice que una buena manera de limpiar las tablas de picar es lavándolas con agua bien caliente y detergente. Advierte sin embargo que lo ideal es remojarlas en cloro.

Clorox, fabricante de uno de los cloros más populares en México, propone que para lavarlas correctamente deberían en principio ser refregadas con detergente líquido. Después, es necesario mezclar 2 cucharaditas de blanqueador en 3 litros de agua, para sumergir la tabla durante 2 minutos en dicha solución.

“Enjuaga la tabla con agua caliente”, agrega Clorox en su página web, donde aclara que al final es importante dejar secar al aire libre.

Si no tuvieras cloro disponible en casa, hay otros recursos efectivos que podrías utilizar para lavar correctamente las tablas.

El vinagre blanco disminuye la actividad bacteriana y no afecta las fibras de madera de la superficie de la tabla, evitando que se deteriore, dice información de la publicación española Mejor con salud. En principio es necesario limpiar la superficie y después rociarla con vinagre blanco, y dejar que éste actúe durante 10 minutos. Al final, la tabla debe ser lavada con agua y jabón.

Otra alternativa es limpiar la tabla con limón. Debes cortar una rodaja de este cítrico y frotarla sobre la superficie durante 2 minutos. Después, es necesario dejar secar al aire libre, sin enjuagar. Al final, enjuaga la tabla con agua y jabón. “El jugo de limón fresco cuenta con sustancias antimicrobianas y antifúngicas”, explica Mejor con salud.

Una recomendación común entre los expertos en higiene, es que tengamos en la cocina una tabla distinta para cada tipo de alimentos, ya sea una para carne, otra para pescado y otra para las verduras. Consumer advierte que es necesario tener especial cuidado en las ranuras que se hacen en la superficie de la tabla, ya que son espacios que pueden albergar bacterias.

Así, es importante revisar el desgaste en tus tablas de cocina, desechar aquellas que muestren evidentes grietas, y lavar correctamente aquellas cuya superficie está lisa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados