Coronavirus

Juntos hasta el final: llevaban 53 años de casados y murieron tomados de la mano

Betty y Curtis llevaban más de 53 años de matrimonio y vivían en Texas, Estados Unidos.

betty y curtis murieron de la mano en el hospital tras contraer coronavirus
Foto: Captura de video CNN

Un final emocionante. Betty (79) y Curtis (80) fueron víctimas fatales de coronavirus pero sus últimos segundos con vida fueron increíbles: se tomaron de la mano y murieron con minutos de diferencia. Ocurrió en Texas, Estados Unidos y fue uno de sus hijos quien contó a los medios la apasionante odisea entre hospitales.

El matrimonio llevaba junto 53 años. Se conocían desde la primaria, se pusieron de novios, se casaron y tuvieron dos hijos. Las molestias de salud aparecieron en marzo de este año cuando comenzaba a circular la información sobre la pandemia del Covid-19. Pese a que tomaron las precauciones y siguieron recomendaciones médicas, la pareja tuvo que ser internada a comienzos de junio.

Los ingresos fueron el 9 y 11 de junio. A pesar que el personal médico hizo todo lo que estaba a su alcance para evitar el desenlace, el 18 de junio Betty y Curtis murieron juntos. Según contó el hijo, fue su madre quien anticipó que su cuerpo estaba muy cansado y se consideraba "lista para irse".

Hasta entonces el matrimonio se encontraba en distintos cuartos ya que el hombre había empeorado. Aun así, los médicos le permitían a los hijos poder ver a sus padres y pasar algunos momentos junto a ellos. "Cuando le dije a mi padre el estado de mi madre algo cambió. Creo que luchaba porque pensaba que lo necesitaban, pero también estaba cansado y sufriendo", dijo.

Juntar al matrimonio en un mismo cuarto fue idea de un enfermero. El muchacho estaba al tanto de la situación del matrimonio y tras saber que habían decidido tomar fuertes dosis de medicamentos para el dolor, sintió que debían pasar sus últimas horas juntos.

"Sentí que era lo correcto, por eso trasladé a Betty a la unidad de cuidados intensivos. Cuando le dije a Curtis que ella estaba allí, él trató de mirarla pero estaba muy débil. Sus ojos se abrieron y sus cejas se alzaron. Sabía lo que decíamos, sabía que ella estaba allí".

El enfermero relató que fue allí cuando ayudó a que sus manos se junten para sentirse más cerca. "Sinceramente, creo que estaban tan incapacitados que todo lo que podían hacer era hablar con sus almas o algo así, un lenguaje especial no hablado", contó Tarpley, el hijo, y agregó: "Obviamente se conocían lo suficientemente bien como para poder comunicarse sin palabras".

Betty murió después de unos 20 minutos y Curtis murió unos 45 minutos más tarde en el hospital. Tarpley explicó que no sabe cómo se contagiaron sus padres de Covid-19 , pero reveló que debió ponerse en cuarentena porque él también se infectó debido al contacto.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados