Realeza

¿Cuál es el evento mejor recreado de la vida de la reina Isabel II en la serie The Crown?

Sucedida hace exactamente 68 años, la coronación de la monarca fue uno de los mejores capítulos de la creación de Peter Morgan

Olivia Colman y Tobias Menzies en "The Crown". Foto: Difusión
Olivia Colman y Tobias Menzies en "The Crown". Foto: Difusión

Es una certeza que la serie The Crown resulta más que odiosa para los Windsor. Prueba de lo molesta que es para la familia real es que dos de sus miembros -el príncipe Carlos y su hijo William, entro tantos- han expresado su enojo y disconformidad con la historia relatada por Peter Morgan.

El primero en mostrarse enojado fue el ahora fallecido príncipe Felipe, que dijo que la ficción “solo relata una cara de la moneda”. El segundo en expresar su molestia con la serie fue el heredero de la corona, el príncipe Carlos, que dijo que no está de acuerdo con la imagen que se mostró de él ni en cómo se describió a su actual esposa Camilla, la duquesa de Cornualles.

Tal es la incomodidad que genera la súper producción entre los Windsor que, en más de una ocasión, el palacio de Buckingham le solicitó a Netflix que agregaran un aviso al inicio de cada capítulo diciendo que lo que se cuenta es “solo ficción”. El pedido fue rechazado porque se estima que casi setenta años de historia merecen ser narrados por más de una campana. De hecho, el príncipe Harry, quien reconoció que mira la serie, dijo que el relato “se acerca mucho a la verdad”.

Foy interpreta a la reina Isabel II en la serie The Crown. Foto: Difusión

Pero sin duda alguna, una de las mejores reconstrucciones realizadas por Peter Morgan y su equipo fue la coronación de Isabel II, sucedida el 2 de junio de 1953, hace justo 68 años. Allí, el creador de la serie puso todo de sí para retratar lo más fielmente posible los hechos sucedidos alrededor de uno de los momentos más importantes del siglo veinte.

La producción de la serie estuvo más que atenta a lo sucedido cuando Felipe de Edimburgo solicitó que sus hijos lleven su apellido, Mountbatten, petición que fue rechazada. Morgan también se ocupó de mostrar cómo el príncipe se encargó de coordinar la transmisión por televisión de la coronación de su esposa. Se trató de un hecho importante porque se sabe que ni siquiera Churchill estaba de acuerdo con esta decisión tomada por el marido de la reina.

Sin embargo, lo más llamativo que tuvo aquel capítulo fue la ambientación de la abadía de Westminster y la interpretación de Claire Foy en el papel de la joven reina. Además, el vestido de la monarca era una réplica exacta del original junto también con la legendaria corona de St. Edwards.

The Crown
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados