Realeza

El enojo del príncipe Harry: “No queremos ser parte de un experimento humano”

El hermano del príncipe William aseguró que las redes sociales se convirtieron en la raíz de la violencia y la confusión “porque albergan demasiada desinformación”.

El príncipe Harry. Foto: Archivo
El príncipe Harry. Foto: Archivo

En una dura entrevista que el príncipe Harry concedió a una revista de negocios mensual, criticó a los gigantes tecnológicos de Silicon Valley por el poco control que ejercen sobre las redes sociales.

El esposo de Meghan Markle culpó a las compañías de tecnología de los grandes males que asolan el planeta por no vigilar mejor las redes y ver qué pasa en ellas.

En la entrevista, el duque de Sussex dijo que él y su esposa quieren ser parte de “la experiencia humana” pero no de “un experimento humano”, y que el estado actual del mundo de la tecnología debe ser “reformado”.

“Tiene que haber responsabilidad para el bienestar colectivo, no solo intereses en incentivos financieros”, afirmó a Fast Company. “Es difícil para mí entender cómo las propias plataformas pueden obtener enormes ganancias con gran entusiasmo pero eluden la responsabilidad”, añadió.

El hermano del príncipe William aseguró que las redes sociales se convirtieron en la raíz de la violencia y la confusión “porque albergan demasiada desinformación”.

Además, aclaró la información que hace pocos días circuló sobre su abandono definitivo de las redes sociales. Manifestó que si bien es cierto que se alejaron de ellas, la ausencia no es definitiva ya que volverán a usarlas en algún momento.

“Usaremos nuevamente las redes cuando sea adecuado para nosotros y cuando veamos compromisos más significativos para cambiar o reformar el sistema. Ahora estamos invirtiendo gran parte de nuestra energía en aprender sobre este espacio y ver cómo podemos ayudar”, dijo.

En ese sentido, en febrero de 2020, la pareja real visitó la Universidad de Stanford, que tiene fuertes vínculos con Silicon Valley, para una reunión con el personal de la institución. Además, Archewell, su organización benéfica, también trabajó con el Centro de Tecnología Humana y el Centro para la Investigación Crítica de Internet de la Universidad de California en Los Ángeles.

El nieto de la reina Isabel II no solo centró sus críticas a las redes sociales por su mala experiencia personal cuando se sintió atacado y criticado a través de ellas. El príncipe también indicó que, a su juicio, las redes son responsables de los grandes desastres ocurridos en el mundo en los últimos tiempos.

Por ejemplo, mencionó el ataque del 6 de enero al Capitolio de los Estados Unidos o la destrucción de la selva amazónica. “Hubo un ataque literal a la democracia en Norteamérica, organizado en las redes, que es un tema de extremismo violento. Es sabido que las redes sociales jugaron un papel en el genocidio en Myanmar y se utilizaron como vehículo para incitar a la violencia contra el pueblo rohinyá, que es una cuestión de derechos humanos. Y en Brasil, las redes proporcionaron un medio para la desinformación que finalmente provocó la destrucción de la Amazonia, que es un problema ambiental y de salud global”, afirmó.

Para terminar, pidió a las personas que traten de pasar menos tiempos conectados a las redes sociales. “Mi vida siempre consistió en tratar de ayudar a quienes más lo necesitan, y ahora mismo necesitamos este cambio porque afecta a casi todas las cosas que hacemos o a las que estamos expuestos”, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados