Realeza

El curioso regalo para el príncipe George que desató un conflicto internacional

Los Cambridge recibieron la visita del naturalista David Attenborugh que le llevó al pequeño un diente de unos 23 millones de años

príncipe George
Foto: Instagram

David Attenborough, reconocido en el mundo como uno de los mayores divulgadores naturalistas, visitó a los Cambridge para ver junto con ellos su última producción audiovisual: un documental sobre los cambios devastadores que sucedieron en el mundo durante su trayectoria profesional, que se estrenará en octubre en Netflix

Durante el encuentro, el príncipe George recibió un increíble regalo del científico: un diente de tiburón fosilizado de la era de los dinosaurios. Sin embargo, lo que empezó como un simple gesto se convirtió en un conflicto internacional.

La duquesa de Cambridge ha mencionado en varias ocasiones públicas la obsesión de su hijo mayor, de siete años, por los dinosaurios. De ahí, la emoción y el éxtasis del pequeño cuando sostuvo el diente del depredador de los mares en su mano.

El príncipe William y Attenborough pudieron ver juntos al aire libre el nuevo documental llamado A Life on Our Planet. Allí, el divulgador toma experiencias de su vida para mostrar los desastres ambientales que han sucedido en la Tierra durante su vida como naturalista.

El caballero nombrado por la reina les contó al pequeño George y a sus hermanos que había encontrado la pieza durante unas vacaciones familiares en Malta a finales de los años sesenta. "Estaba incrustado en la piedra caliza amarilla de la isla desde el Mioceno hace unos 23 millones de años", contaron los Cambridges desde su cuenta de Instagram.

La visita del naturalista no se produjo solo la promoción de su nuevo documental sino que también forma parte del apoyo a uno de los proyectos más importantes de William: el premio Earthshort, pensado para reconocer los esfuerzos en pos del medioambiente de personas y organizaciones. De acuerdo con The Telegraph, se espera que el galardón logre tanto prestigio como el Nobel pero en cuestiones de cuidado del planeta.

Polémica internacional

El curioso obsequio que recibió el pequeño George no pasó desapercibido ante las autoridades de Malta, donde Attenborough encontró el fósil décadas atrás. José Herrera, ministro de Cultura de la isla, expresó públicamente que el diente del megalodón debería regresar a su lugar de origen.

"Hay algunos artefactos que son importantes para el patrimonio natural de Malta que terminaron en el extranjero y merecen ser recuperados", dijo al Times of Malta. "Prestamos mucha atención a los artefactos históricos y artísticos. Sin embargo, no siempre es el caso de nuestra historia natural. Estoy decidido a dirigir un cambio en esta actitud", agregó, sin dar precisiones sobre las medidas que serán implementadas para conseguir repatriar el objeto.

Por el momento, desde el Palacio de Kensington no respondieron al reclamo de Herrera ni hicieron comentarios oficiales sobre la polémica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados