Cocina

Consejos de expertos para que los cuchillos nos duren más tiempo

El cuchillo es el básico de cualquier cocinero, sin esta herramienta, el trabajo en cocina simplemente no podría ser posible

cuchilla
Foto: Pixabay

Forman parte primordial de las cocinas. Es la herramienta principal de cualquier cocinero. Erwin Walton Mercado, gerente de producto de Victorinox México, lo describe como una extensión de la mano, por lo que es necesario darle el mismo cuidado que le das a otras cosas que son importantes para ti. El primer paso para tener tu cuchillo ideal es responder la pregunta: ¿para qué lo necesitas? Cada cuchillo tiene una forma y función.

No importa si están pensados para un ambiente profesional o uso en casa. Ya que sabes para qué vas a utilizar tu cuchillo, hay que comprar el mejor que se encuentre a tu alcance. “Cuando vas a comprar un coche siempre tratas de comprar el mejor que puedas pagar. Lo mismo con las lavadoras y con todo en general. Siempre tratamos de comprar lo mejor que podemos dentro de nuestras posibilidades. Con los cuchillos debería de ser igual, el cuchillo que vayas a comprar necesita ser bueno para ti. Velo como una inversión. Eso hará que te dure mucho tiempo”, explica el experto.

La forma de sostenerlo y cortar es básica. Erwin explica que no hay que “arrastrar ” la comida con el cuchillo. El corte debe de ser firme y, de preferencia, en un solo movimiento. Tampoco es buena idea usarlo con alimentos congelados, porque el filo del cuchillo se esquirla o dobla. Por otro lado, si vas a cortar chiles o cítricos, procura lavarlo enseguida para que los agentes ácidos de estos ingredientes no lo dañen. Otro punto básico a considerar es la superficie en la que se hacen los cortes. “Una manera de conservar en buen estado su filo es usar una tabla de corte ya sea de madera o de plástico y evitar cortar directo sobre la mesa, sobre todo cuando es de acero inoxidable o de granito.

¿Cómo se lava un cuchillo?

Lo mejor es lavarlos con esponja (no fibra) usando jabón neutro y agua tibia”, revela Erwin. No te olvides de secarlos enseguida los laves. Procura no dejarlos secar al aire para evitar que dañe el acero. También se debe evitar meterlos en máquina lavavajillas porque se maltratan.

Para almacenarlo puedes guardarlo en una bolsa de piel o de gamusa, o bien en un imán empotrado a la pared. Con esto asegura que la cuchilla no tenga contacto con otros cuchillos o herramientas de trabajo que lo puedan rayar o maltratar.

El corte perfecto

Llega un momento en el que pierde su filo, así que es importante lo afiles de la manera correcta para que tu cuchillo quede como nuevo. “Hay dos maneras de mantener el filo: una es con la chaira y la otra con un afilador, dos acciones completamente diferentes. La primera es para asentar el filo que ya tenía, y otra, para afilar. Por otro lado, hay personas que recomiendan la piedra afiladora, no están mal.

Sin embargo, ten en cuenta que es una técnica complicada recomendada para profesionales y si no lo haces correctamente, puedes dañar tu cuchillo. Otra manera popular de mantener los cuchillos es acudir con los afiladores que pasan por las calles en bicicleta. Esta práctica tampoco es mala, aunque no te la recomendamos ya que también podría resultar contraproducente. “Usualmente se necesita afilar sobre una superficie fija que te permita realizar movimientos en cierto ángulo y es muy difícil que lo hagas sobre una bicicleta”, expone Erwin.

Más sobre cuchillos

Clasificación: existen tres tipos para chef: occidental, chino y japonés.

Materiales
: el de acero se troquela. La placa de metal pasa por una máquina que lo prensa, le da su forma y luego se afila. El forjado se hace a base de calor y frío. Se templa a golpes como las espadas. Es mucho más grueso y resistente. Finalmente, el de cerámica se hace fundiéndola y dándole forma al cuchillo.

El más filoso
: hay tres tipos de acabados:inoxifdable, acero de damasco y cerámica. La cerámica negra es más filosa que la blanca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados