Publicidad

Cómo blanquear ropa blanca percudida: cinco recetas para hacer en casa

Además de eliminar los malos olores, el bicarbonato ayuda a quitar las manchas. Este truco es muy usado cuando la ropa tiene manchas de sudor en el cuello y las axilas.

Compartir esta noticia
ropa lavada, ropa colgada

Todos tenemos alguna prenda de ropa blanca ya sea porque nos gusta este color o simplemente porque es parte de nuestro uniforme del trabajo. La experiencia demuestra que con cualquier movimiento en falso la prenda en cuestión puede ensuciarse y no solo eso, también el sudor puede causar un tono amarillento que hará lucir desgastada y vieja a cualquier prenda.
¿Cómo blanquear y eliminar el tono amarillento? Mirá estas recetas.

  • Bicarbonato de sodio

Además de eliminar los malos olores, el bicarbonato ayuda a quitar las manchas, aportando suavidad. Este truco es muy usado cuando la ropa tiene manchas de sudor en zonas como el cuello y las axilas.

Agregá media taza o 100 gramos de bicarbonato de sodio y ¼ de taza de jugo de limón cuando la ropa esté en la lavadora. Recordá seguir el ciclo de lavado, al final cuando la ropa esté lista para tender, ponela a secar a la sombra.

Si tus prendas presentan manchas muy feas de sudor, aplicá esta solución de forma directa y deja que actué por unos minutos, luego llevala al lavarropas normalmente.

  • Desengrasante y un jabón de ropa

Este tip te ayudará con las manchas de grasa muy penetrantes y sobre todo, con el cuello o los puños de tus camisas de manga larga ya que aunque no parezca, las partes que más se ensucian.

Comprá un poco de desengrasante para prendas y una barra de jabón. Aplicá el desengrasante en la prenda seca y frotá con un cepillo de dientes. En el lavarropas elegí un programa con agua tibia y agregá un poco de jabón rallado junto a tu jabón de siempre para que durante el ciclo de lavado las prendas se blanqueen.

  • Agua oxigenada

El agua oxigenada es un ingrediente natural que puede complementar el lavado para conseguir que tu ropa esté más blanca y limpia. Gracias a sus propiedades químicas, elimina la tonalidad amarillenta y las manchas ocasionadas por restos de alimentos y transpiración.

Agregá media taza de agua oxigenada en el lavado habitual junto al detergente y dejá que las propiedades químicas de este líquido actúen en tu ropa. También podés aplicarla de forma directa sobre la mancha sin usar jabón, ya que la lavadora se encargará del resto.

  • Jugo de limón

El limón es un astringente natural que contribuye a limpiar en profundidad. Además, elimina todo tipo de suciedad y deja la ropa blanca reluciente.

Para blanquear ropa con este método, llená una olla con agua y rodajas de limón y ponela a hervir. Remojá con este líquido las prendas durante una hora antes de lavarlas de forma habitual. También puedes preparar una solución con jabón para lavar a mano. Añadí una cucharada de sal y el jugo de dos limones, remojá las prendas en esta mezcla, déjalas que se escurra y sécala al sol.

  • Vinagre blanco

Este producto ayuda a eliminar la suciedad y acaba con los virus y bacterias de tus prendas. Además, el vinagre blanco no es agresivo con las telas y ayuda a suavizarlas, ideal para evitar los suavizantes químicos.

La mejor forma de utilizarlo es añadir media o una taza entera de vinagre blanco destilado a tu detergente habitual para lavadora. Realizá el lavado como siempre y, si tus prendas tienen manchas, aplicá vinagre sobre la zona afectada y déjalo actuar una hora antes de colocar en el lavarropas.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad