SOLUCIONES

Cinco recetas caseras y naturales para limpiar el horno a fondo sin usar químicos

La grasa, la suciedad y los olores pueden eliminarse utilizando productos naturales, tales como vinagre, limón, bicarbonato, sal gruesa o levadura. Mirá estas recetas

Limón. Foto: Unsplash
Limón. Foto: Unsplash

El horno está sucio y no estás dispuesta a usar productos químicos para limpiarlo, acá algunas recetas con productos naturales que elimarán la suciedad, la grasa y los olores.

Vinagre

El vinagre no sólo se usa para blanquear la ropa o desinfectar frutas y verduras, sino que sus propiedades antibacterianas y desinfectantes hacen que sea un aliado para la limpieza del horno (y de toda la cocina).

Si el artefacto no está muy sucio, colocamos en una asadera dos vasos de agua caliente y uno de vinagre. Lo encendemos a 200 grados y tras 30 minutos lo apagamos. Un trapo húmedo en sus paredes y la puerta, bastará para que suciedad salga fácilmente gracias a la acción del vapor del vinagre.

Otra opción preparar una solución de tres partes de agua y una de vinagre y pulverizar con este líquido las paredes del horno. Tras dejarla actuar un minutos, la suciedad se elimina pasando un paño húmedo. Este spray puede emplearse en todas las superficies de la cocina: mesadas, bachas, utensilios de cocina (ollas, sartentes, tablas). 

Bicarbonato y vinagre

Una pasta de bicarbonato, agua y vinagre en las paredes del horno logrará limpiarlo y despegar cualquier resto de alimento. Se coloca la pasta y puede dejarse actuar durante toda la noche o si hay apuro, el horno podrá encenderse unos minutos. 
La pasta se hace mezclando 10 cucharadas de bicarbonato, 4 de agua caliente y 3 de vinagre. El vinagre se coloca de a poco porque al unirse al bicarbonato hará espuma. 

Levadura

El bicarbonato puede substituirse por levadura. Una pasta con levadura y vinagre, puede servir pero es menos eficaz que la mezcla anterior.
La pasta se hace con levadura y agua y se coloca sobre la superficie a limpiar. La levadura se quedará de color marrón. Esta pasta deberá dejarse en el horno durante unas 12 horas para que funcione. Luego se limpia con un trapo húmedo y si es necesario se pulveriza con mezcla de vinagre y agua.

Sal gruesa

Es un sustituto ideal para eliminar las manchas de grasa difíciles de eliminar. Si no tenemos vinagre, hacemos la pasta de limpieza con bicarbonato, agua y sal gruesa. Se coloca sobre la superficie, se deja actuar unos minutos y se limpia con un trapo húmedo.

Limón

Colocar en una asadera el jugo de un limón y su cáscara. Lo dejamos dentro del artefacto y lo encendemos 10 minutos. Si el horno requiere limpieza profunda, se cortan dos limones a la mitad, se lo exprime y coloca en una olla que se deja hervir durante 30 minutos. Luego se pasa un trapo y la suciedad se habrá despegado gracias a la acción del vapor. 

Bonus track: Coca-Cola

Sí, el refresco ayuda en la limpieza, especialmente de la parrilla del horno. Colocala en remojo dentro de un recipiente con la bebida y dejá que actúe unos 15 minutos. Luego limpiá con un trapo húmedo.  

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados