Autos

Tu auto de la A a la Z: Tips para asegurarte que el aire acondicionado funciona bien

Si el aire acondicionado no funciona correctamente no sólo perderás confort, sino que además puede condicionar la seguridad a la hora de conducir.

auto, manejar
Foto: Pexels

Si tu vehículo cuenta con aire acondicionado, sabrás que aporta mucho confort a tus traslados. Sin embargo, para mantener una temperatura ideal en tu auto necesitás que el aire funcione correctamente porque de lo contrario puede condicionar la seguridad a la hora de conducir.

¿Cuáles son sus componentes?

– Filtro de habitáculo: Es el responsable de filtrar el aire, el polen, el polvo y las partículas de combustible. Debe cambiarse regularmente.
– Botella deshidratante: filtra las impurezas (limaduras, aceite quemado, etcétera) y recupera la humedad del circuito para proteger el compresor.
– Válvula de expansión: permite que el fluido pase del estado líquido al estado gaseoso, lo que genera el frío.
– Evaporador: Enfría el aire que circula en el habitáculo y le quita la humedad.
– Compresor: comprime el gas y vuelve a lanzar el ciclo de funcionamiento del sistema de climatización.
– Condensador: enfría el gas y asegura que este pase al estado líquido que ha sido comprimido por el compresor.

¿Cuáles son las fallas más comunes?

Cuando uno o varios de los componentes del aire acondicionado no funciona correctamente, el sistema de aire acondicionado empezará a fallar. Como consecuencia, el gasto de combustible podrá incrementarse.

Probá cómo funciona el aire condicionado de tu auto y evitá gastos innecesarios.  

Filtro obstruido: Conectá el ventilador y comprobá si sale suficiente aire. En el nivel más bajo, debería salir una ligera brisa y, en el segundo, un caudal suficiente como para mantener una temperatura adecuada. De lo contrario, el filtro podría estar muy sucio y habría que sustituirlo.

Falta de gas refrigerante: Si seleccionás el nivel de temperatura más frío, el aire debería salir a una temperatura adecuada. Si no es así, lo más probable es que el sistema necesite una recarga de gas refrigerante.

Avería del compresor: Si notás algún ruido extraño y, además, no sale aire frío, es posible que se haya averiado el compresor del aire acondicionado.

Olor desagradable: La acumulación de humedad en los conductos de aireación puede ser el origen del mal olor y es síntoma de que el circuito de climatización está infectado de bacterias, polvo y hongos.

Si el climatizador de tu coche es manual o semiautomático, no existen informaciones de alerta para prevenir un posible fallo. En este caso, es conveniente sustituir el filtro de aire una vez al año o cada 15.000 kilómetros recorridos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados