Realeza

¿Cómo es la alimentación de la reina Isabel II y qué ingrediente detesta?

La monarca británica tiene gustos bastante sencillos y suele elegir comidas “mundanas”.

La reina Isabel II. Foto: Archivo El País
La reina Isabel II. Foto: Archivo El País

A pesar de tener a disposición las delicias más extravagantes, la reina Isabel II tiene gustos muy peculiares. Según reveló su exchef privado, Darren McGrady, la monarca “come para vivir” y suele elegir platos sencillos.

Los profesionales de la cocina preparan varias propuestas de menú y la reina escoge sus platos preferidos. Como era de esperarse, todo está perfectamente organizado, por lo que el menú se aprueba con tres o más días de antelación. Así lo informó The Telegraph.

Desayuno

Para del desayuno, Isabel prefiere “huevos revueltos con salmón ahumado y una ralladura de trufa”. Sin embargo, McGrady aclaró que la reina “es demasiado frugal para pedir trufas frescas y solo las disfruta en Navidad cuando las envían como regalo”.

En este sentido, para sus desayunos diarios, la monarca elige un “cereal normal como Special K con fruta fresca”. Incluso, el chef contó que Isabel es partidaria de servirlo ella misma del recipiente plástico en el que está almacenado “para mantenerlo fresco”.

Almuerzo

Durante los días de semana, ella normalmente incluye “algo simple, como pescado con verduras”, afirmó McGrady, y detalló que a la reina “le gusta comer lenguado de Dover a la parrilla con espinacas marchitas o calabacines” o un “simple pollo a la parrilla con ensalada”.

Otro exchef que trabajó en el palacio a principios de la década del 90, Owen Hodgson, indicó que otro de los platos favoritos de Isabel para almorzar son los sándwiches de atún. Sin embargo, para este menú hay un “secreto”. Para hacerlo más sabroso, ambos panes deben ir untados con manteca y luego, deben estar cortados en ocho triángulos idénticos.

En caso de que sea domingo, la monarca come carne asada y el último pedazo debe estar bien cocido.

Como buena inglesa, Isabel toma té todos los días. Sus meriendas incluyen una variedad de acompañamientos: pepino, huevo y mayonesa o salmón ahumado y sin piel. También, le sirven una opción dulce, como jam pennies, pequeños sándwiches de mermelada de frambuesa cortados en círculos del tamaño de un centavo, y tortas.

Entre las comidas preferidas de la reina están los bizcochos de chocolate, bizcochuelo de miel y crema, jengibre y fruta, así como bocados y galletitas marca Rich Tea.

Cena

A pesar de tener un gusto muy sencillo y mundano, la monarca no aguanta el ajo. McGrady recordó que durante sus años trabajando para ella, “jamás hubo ajo en el menú. Odiaba su olor y su sabor”.

Normalmente, sus cenas involucran comida de la granja, como “aves de caza, faisanes, urogallos y perdiz.

Para el postre, Isabel prefiere comidas con chocolate. “Le fascina. Es su favorito y tiene que ser amargo. Cuanto más oscuro, mejor”, indicó McGrady. Entre los platos más famosos del chef están el mousse de chocolate y la torta de ganache de chocolate.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error