DOMINGO DE PASCUAS

Cómo hacer huevos de Pascua paso a paso

Podés hacer un huevo de Pascua casero siguiendo sencillos pasos. Requiere pocos ingredientes y escaso tiempo de cocina. 

Huevos de Pascua. Foto: Archivo Eme
Huevos de Pascua. Foto: Archivo Eme

La tradición de regalar huevos de Pascua el domingo es antigua y se extiende a países de Europa Central, Inglaterra, Estados Unidos y América Latina. Durante la cuaresma, la Iglesia católica recomendaba no comer carnes, huevos o lácteos. Al finalizar ese período, los fieles celebraban la resurrección de Cristo, regalándose huevos decorados con colores y motivos festivos.

La fiesta iba más allá de lo religioso. También celebraba el fin del invierno boreal y la llegada de la primavera, el reverdecer de los campos y la reproducción de animales. Los huevos se regalaban como símbolo de la nueva vida, esperanza de la fertilidad del suelo y las cosechas.

En la actualidad, los huevos y el Conejo de Pascua son una tradición instalada en Uruguay y el mundo, que trasciende cualquier connotación religiosa.

Más allá de los beneficios del chocolate para la salud (aporta antioxidantes y genera endorfinas que ayudan a la felicidad), es una exquisita opción de postre. 

Cómo hacer un huevo de Pascua paso a paso

Huevos de Pascua bañados en chocolate blanco. Foto: Pixabay
Huevos de Pascua bañados en chocolate blanco. Foto: Pixabay

Ingredientes:
-1 kilo de chocolate cobertura de buena calidad (cuanto menos grasa mejor)
-Glasé real para decorar
-Moldes de huevos de Pascua
-1 pincel de cerda fina
-Confites y caramelos.

Preparación:
Fundí el chocolate a baño maría hasta llegar a una temperatura de entre 39°C y 45°C.

Una vez fundido tomar los moldes (previamente limpios) por los bordes y pincelarlos con el chocolate desde adentro hacia afuera. Golpéalo contra la mesa para que se adhiera a las paredes.

Dejar durante 10 minutos en la heladera hasta que cuaje boca arriba. A continuación repetí el proceso reforzando los bordes.

Llevar a la heladera por 25 minutos y dejar boca abajo sobre una bandeja cubierta con papel manteca.

Una vez que endureció bien desmóldalo, debería salir fácil cuando hacés presión y pégalo con la otra mitad usando chocolate fundido.

Usá los caramelos y confites como sorpresitas. Decorá con glasé real .

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados