Por Luciana Jinchuk

Volver a dormir: Siestas con oscuridad

Nuestra especialista en sueño, Luciana Jinchuk, nos trae una columna en la que explica por qué es necesario dormir en la oscuridad.

siesta bebe
Foto: Pexels


Una de las preguntas más frecuentes que me hacen es: “¿pero en las siestas también todo oscuro? ¡Siempre me dijeron que era al revés!". La respuesta es: Si también en las siestas tiene que haber oscuridad total o casi total en el cuarto y te explico por qué.

En primer lugar el sueño se induce con la melatonina “la hormona del sueño “ que se segrega de manera natural, cuando hay ausencia de luz natural,  es decir cuando nuestro cerebro percibe oscuridad (estamos hablando de luz natural, pantallas, luz blanca, azul o verde).

Es cierto que durante el día no segregamos tanta melatonina como a la noche pero tenemos que ayudar a nuestro reloj biológico a regularse y eso lo logramos mostrando todos los días luz y oscuridad a la misma hora aproximadamente.

También ayuda con la presión de sueño, que básicamente es las ganas de dormir que acumulamos, si ofrecemos oscuridad inducimos a nuestro cuerpo a rendirse frente a esta.

Por otro lado, ¿cómo dormís mejor tu? ¿Con oscuridad o con luz? Tanto a los adultos como a los bebés les pasa lo mismo, la calidad de sueño es muy superior. Muchas veces me dicen que quieren que se acostumbren por si un día les toca hacer la siesta fuera de casa, pero eso no es muy justo para el niño, prioricemos el día a día y si un día toca salir de la rutina lo manejamos justamente como una excepción.

¿Alguna vez escuchaste de alguien que por dormir la siesta con oscuridad se confundió y siguió de largo pensando que era de noche? Yo tampoco, y en el peor de los casos los despertamos, por eso somos nosotros los adultos quienes marcamos los ritmos del día y la noche si el niño necesita ayuda.

Está más que comprobado que los bebés se distraen muy fácilmente, especialmente a partir de los tres meses, todo es más divertido que dormir, saquemos estímulos para ayudar a conciliar el sueño, de lo contrario puede suceder que por estar tan entretenidos les cueste mucho más entregarse al descanso.

La realidad es que, además, hace una enorme diferencia entre siestas muy cortas y buenas siestas (mínimo 1 hora). Los cambios que he visto en este sentido son increíbles.

Y por último, hacer buenas siestas va a hacer que duerma mejor en las noches porque va a llegar más descansado.

Espero haberte dado suficientes argumentos para que ya hoy mismo a la hora de la siesta puedas poner todo bien oscuro y ofrecerle a tu bebé un ambiente ideal para que su descanso sea el óptimo y que juntos puedan Volver a Dormir.

Conocé a nuestra columnista
Luciana Jinchuk
Luciana Jinchuk
Consultora de Sueño Infantil por el Family Sleep Institute. Mamá de Eva y Felix.
A través de su emprendimiento, Volver a Dormir, ha trabajado con más de mil familias en Latinoamérica.

Podés seguirla en Instagram y ver sus novedades en la página web de Volver a dormir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error