Con los hijos

Volver a dormir: cómo generar lindas asociaciones con el sueño

A la hora de dormir es fundamental dejar las “reglas” claras de antemano para que no haya luchas ni sorpresas y mantenerse firmes. Seguí los consejos de Lucina Jinchuk para evitar errores comunes.

niño durmiendo siesta
Foto: Pixabay

Parte del problema con el que nos enfrentamos a la hora de llevar a nuestros hijos a dormir es que ¡ellos no se quieren ir a dormir!

Y ahí empieza la lucha, muchas veces cargada de amenazas que no sirven efectivamente para cumplir el objetivo sino que nos frustran a nosotros y a ellos y hacen de ese momento una tortura para todos en casa.

Por eso para mí es tan importante desde chicos enseñarles no sólo la importancia del buen descanso sino también generarles lindas asociaciones con la hora de dormir. Y por qué no hablar también del lugar donde duermen. Pero vamos por partes.

Con respecto a la hora de dormir, te recomiendo que encuentren actividades que conformen una rutina que sea linda para todos en casa. Bajar las luces un rato antes, poner música tranquila de fondo, apagar pantallas, son todas cosas que podemos hacer para ir generando un ambiente relajante y agradable y que los vaya preparando para irse a dormir tranquilos. 

Algo fundamental es dejar las “reglas” claras de antemano para que no haya luchas ni sorpresas y mantenerse firmes frente a lo que dijimos que puede o no suceder en ese rato. Un ratito antes de ir a la cama podemos ir al cuarto donde va a dormir el niño por la noche para que se vaya preparando, podemos leer algunos cuentos o dejar algún juego tranquilo que les guste mucho para ese ratito (puede ser algo de armar, o un juego de caja corto y sencillo), podemos contar “cuentos con la boca” o charlar de cómo fue nuestro día. Finalmente, a la hora de dormir, apagamos las luces o dejamos alguna muy tenue prendida para que tengan dulces sueños.

Con respecto al lugar donde van a dormir, puede ser tu cuarto, puede ser un cuarto propio o compartido con algún hermano. Sea cual sea, es muy importante generar lindas asociaciones con ese lugar. Que se duerma ahí y se despierte ahí y que sepa que ese es su lugar seguro. 

Si te necesita en la madrugada siempre es preferible que tú vayas a atenderlo ahí y no que te tenga que venir a buscar. Si tú lo dejas entrar a tu cama tiene que ser una decisión muy consciente y saber que si un día se lo permitiste le va a costar entender por qué al día siguiente no, así que tratá de ser muy consistente con lo que digas. 

Tu cama no puede ser un premio al que accede cuando tú querés, tiene que ser una decisión en conjunto. Si no te gusta dormir en la misma cama que tu hijo entonces acompáñalo en su cuarto y no lo traigas al tuyo en la madrugada, de mañana siempre es lindo hacer sesión de mimos en la cama de mamá y papá antes de arrancar el día.

Espero que te sirva esta información, y que puedan empezar a disfrutar la hora de dormir

conocé a nuestra columnista
Luciana Jinchuk
Luciana Junchuk
Consultora de Sueño Infantil por el Family Sleep Institute. Mamá de Eva y Felix.
A través de su emprendimiento, Volver a Dormir, ha trabajado con más de mil familias en Latinoamérica.

Podés seguirla en Instagram y ver sus novedades en la página web de Volver a dormir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados