Supermujeres

Elena Krawzow, la nadadora paralímpica que protagoniza la tapa de Playboy Alemania

Krawzow padece la enfermedad de Stargardt y su visión está reducida al 3%. Fue campeona mundial en 2019, 2013 y 2011.

Elena Krawzow, playboy Alemania
Foto: Instagram

La nadadora alemana Elena Krawzow, estrella del deporte paralímpico, posó para la revista Playboy de su país en la edición de este mes. La atleta, que tiene una situación de discapacidad visual, fue tres veces campeona del mundo y medalla de plata en Londres 2012. Dijo que aceptó ser la Playmate para "mostrar con las imágenes que una mujer con discapacidad también puede hacerlo".

Krawzow tiene 26 años, nació en Kazajistán y su familia tiene raíces germanas y rusas. A sus siete años se manifestaron los primeros síntomas de la enfermedad de Stargardt, una afección hereditaria que limita seriamente su visión. "Noté los primeros signos de discapacidad visual en primer grado de la escuela, cuando entrecerré los ojos para ver algo. Comenzó muy lentamente", contó al medio alemán Bild.

Cuando Elena tenía 11 años, se mudó a Alemania con los suyos y rápidamente sus padres la inscribieron en un centro de formación para ciegos y deficientes visuales. Tiempo después, a los 13 años, aprendió a nadar.

La nadadora profesional explicó en qué consiste la enfermedad de Stargard: "Afecta a la retina. El centro con el que se puede ver con mayor claridad se ha extinguido, por así decirlo, en mi caso, por lo que tengo un campo de visión muy limitado. Todavía puedo ver algo en el borde del campo de visión. No es que tenga un punto negro en el medio, sino que las imágenes se superponen. Hoy todavía puedo ver el tres por ciento, pero todo muy, muy borroso".

Elena también dio cuenta de cómo es el día a día con una discapacidad visual. "Cuando estoy sola en la calle, a menudo me oriento con los demás peatones; de lo contrario, confío en los ruidos o uso mi iPhone si no puedo leer algo, saco una foto y luego la agrando. Por supuesto, tengo mucha dificultad para ver el entorno y las expresiones faciales de otras personas también se me complican".

Consultada sobre el mensaje que quiere dar con su producción de fotos en Playboy, Krawzow respondió: "No es fácil hacerse un lugar en la sociedad cuando se tiene una discapacidad, lo digo por experiencia propia. En la industria de la moda en particular, la perfección es un requisito previo. Por eso quiero demostrar con las imágenes que una mujer con discapacidad también puede hacerlo. Sobre todo, es importante para mí que la gente no juzgue a las personas con discapacidades tan rápido. No importa si sos diferente para la mayoría del mundo: tenés que pararte, aceptarte y amarte tal como sos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados