MARKETING DEPORTIVO

Youssoufa Moukoko, el niño prodigio del fútbol alemán encandiló a Nike

El gigante de indumentaria deportiva ha reclutado a varias promesas, el último en sumarse a sus filas es el jugador más joven en debutar en la Bundesliga

Youssoufa Moukoko entrenando con el Borussia Dortmund.
Youssoufa Moukoko entrenando con el Borussia Dortmund.

Youssoufa Moukoko es el nuevo niño prodigio de la Bundesliga. El sábado pasado, solo un día después de cumplir 16 años, el delantero alemán (nacido en Camerún) del Borussia Dortmund se convirtió en el jugador más joven en debutar en la historia de la liga alemana de fútbol. Ingresó a los 86 minutos por el crack noruego Erling Haaland, que había marcado cuatro tantos en la goleada 5-2 al Hertha Berlín.

El ascenso del delantero vino propulsado por números asombrosos (137 goles en 81 partidos en las inferiores del Dortmund y es un fijo en la selección alemana sub-19) que le llevaron al primer equipo. El debut debió esperar hasta el sábado ya que la ley alemana habilita a jugar profesionalmente desde los 16 años.

Con su estreno, Moukoko destronó a otro jugador del Dortmund, Nuri Sahin, quien disputó su primer partido como profesional en 2005 a los 16 años y 335 días.

El ingreso del juvenil en la goleada del Borussia dejó un detalle para los que miraron el partido con ojos marketineros: Moukoko saltó a la cancha luciendo botines Nike. De hecho, es embajador de la marca desde los 14 años. Atenta al potencial del delantero, la compañía acordó con Moukoko el año pasado un nuevo contrato por 1 millón de euros, según el periódico Bild. El convenio incluye una cláusula de hasta 10 millones si el delantero se convierte en profesional. Moukoko no hizo goles el sábado, pero sí clinc caja.

Ojeando talentos

Los gigantes de la indumentaria deportiva Nike y Adidas aplican una estrategia similar a los grandes clubes europeos al contratar a jóvenes que hacen sus primeras armas en el fútbol profesional, pero de los que se vislumbra un futuro estelar. Es que no es lo mismo negociar con una figura consolidada que con una promesa.

Shane, hijo del exdelantero del Barcelona Patrick Kluivert, es embajador de marca de Nike desde los nueve años 

Así, Nike tiene en sus filas a Xavi Simons (17), una «perla» holandesa formada en La Masía (las juveniles del Barcelona) que el año pasado se fue al PSG por recomendación de su representante, Mino Raiola, el mismo de Zlatan Ibrahimovic, entre otras figuras. Simons tiene 2,7 millones de seguidores en Instagram donde es muy activo promocionando productos de la «pipa». Al año gana 1 millón de euros (sin patrocinios).

Hace tres años Nike dio la nota al anunciar el acuerdo con Shane Kluivert (12), delantero por entonces en el PSG y hoy en el Barcelona, club donde brillara su padre, Patrick. Además de sus dotes como futbolista, a la marca le interesó su popularidad; Kluivert tiene 384.000 seguidores en Instagram.

Apostar a jóvenes promesas no siempre sale bien.

En 2014 Adidas hizo alarde de su acuerdo con el juvenil español del Valencia, Fran Villalba, cuando tenía 16 años. Sin embargo, el jugador no terminó de confirmar sus condiciones y hoy se encuentra jugando en el Almería de la «B» de España, cedido por el Birmingham inglés.

Con Moukoko, Nike espera que esa historia no se repita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados