Negocios

Winterkorn, un presidente tan exitoso como temido

Todo le sonreía a Martin Winterkorn, presidente de Volkswagen (VW), y su reelección parecía cantada, pero ese destino se vio desbaratado repentinamente por el escándalo de los autos trucados, que lo forzó a renunciar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Winterkorn. El líder de Volswagen dejó su cargo por el escándalo de los autos trucados. (Foto: Google Images)

«Estoy consternado por los acontecimientos de los últimos días. Estoy estupefacto por el hecho de que conductas impropias se hayan podido producir a tal escala en el seno del Grupo Volkswagen», afirmó Winterkorn en un comunicado.

Su meticulosidad era proverbial; provocaba que los ingenieros de VW temblaban cuando Winterkorn escrutaba un modelo antes de lanzarlo al mercado. «Conozco cada tornillo de nuestros coches», solía jactarse.

La afirmación se volvió en su contra, cuando se trató de deslindar responsabilidades por un caso que le está costando caro en dinero y prestigio. El martes, Winterkorn tuvo que admitir que no podía dar «todas las respuestas» sobre el software instalado en 11 millones de vehículos diésel de distintas marcas de VW para falsear los datos de contaminación.

El miércoles, tras reunirse con el Consejo de Vigilancia del grupo para analizar la crisis, presentó su renuncia, lo que obliga a VW a buscar un sucesor rápidamente.

Ascenso y caída.

Winterkorn, de 68 años, nació en Stuttgart. Es ingeniero metalúrgico y debutó en la empresa Bosch.

En 1981 fue contratado por Audi como asistente de dirección en la división de estudios de calidad. Fue escalando posiciones hasta que en 2007 fue catapultado a la presidencia de Volkswagen.

Bajo su gestión logró hacer del grupo un gigante mundial que reúne actualmente 12 marcas de autos, camiones y motos.

En 2014, VW logró cifras récord, con beneficios por 11.000 millones de euros.

En el primer semestre de este año desplazó a Toyota como líder mundial de venta de vehículos, un objetivo previsto para 2018.

A Winterkorn, que era el ejecutivo mejor pago de Alemania, también se le achacaron fallas, como la carencia de autos de bajo costo, las dificultades en China y EE.UU., y una concentración excesiva de las tomas de decisión. Ahora, el escándalo de los autos trucados puso fin a su ascenso. (En base a EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados