Consumo

El whisky va por los paladares refinados

Quienes beben tienen menos edad que el contenido de algunas botellas y pagan hasta $ 13.000. Esta subcategoría "importados de luxe" representa solo un 2,1% de las ventas totales

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Experiencia. Los consumidores buscan un momento de "relax y celebración". (Foto: Google Images)

Más informados e internacionales, la nariz, el paladar y el bolsillo de los uruguayos se permiten nuevas experiencias cuando de whisky se trata. Esto abre nuevos horizontes para las variedades premium, en un país que tiene bien ponderado este destilado. El público objetivo ronda los 30 años y busca a través del consumo darse un momento de "relax y celebración".

Los consumidores viajan cada vez más y se familiarizan con todo el portafolio de las marcas globales, lo que lleva a empresas como Diageo a expandir su oferta a nivel local, indicó la gerente de Marketing para Uruguay y Paraguay, Patricia Miller.

Solo con su marca Johnnie Walker la propuesta va desde el Black y el Double Black hasta los Gold Reserve, Platinum y Blue. Pero a nivel global también existen colecciones privadas y ediciones limitadas que se crean únicamente para las casas Johnnie Walker. Hace dos años se lanzó una en Beijing y otra en Shanghai.

El abanico de marcas de Pernod Ricard en este segmento exclusivo también es amplio: Jameson propone hasta 12 años de añejamiento, Chivas cuenta con variedades de hasta 25 años y Ballantine’s va hasta los 40.

No es extraño entonces que quien bebe tenga menos edad que el contenido del vaso. Es que el perfil del consumidor en estos segmentos exclusivos "ronda los 36 años", dice Luciana Beltrán, brand manager de Chivas. Añadió que este público es de nivel socioeconómico ABC1, lo que tiene sentido si se considera que para algunas variedades ultra premium deben desembolsar casi $ 13.000.

Dentro de los whiskies importados, el segmento de luxe tiene un precio promedio que supera en un 268% el de la categoría, según datos proporcionados por la consultora Nielsen.

"Los principales drivers de consumo son darse un gusto y el momento de relax y celebración", indicó Beltrán. El público al que apunta Pernod Ricard con Ballantine’s son "hombres y mujeres de 24 a 30 años, genuinos, que se mantienen fieles a sí mismos en aquellas cosas que les apasionan", explicó Beltrán.

Chivas, por su parte, define un target de "hombres de 30-45 años, padres de familia, exitosos en algún sentido gracias a su confianza, honor y carisma (esos son valores claves de Chivas), que viven una vida con estilo y sustancia, no viven de forma efímera, valoran las cosas buenas y compartirlas con su grupo de afinidad", dijo Beltrán. En tanto, Jameson se orienta a hombres de 24 a 40 años, "creativos, prácticos, emprendedores, expertos y urbanos; son conocedores y exigentes y aprecian la calidad".

Pocos, pero valiosos

Los whiskies importados representan un 44% del total de litros vendidos, pero en valor concentran un 58% de la facturación. Además, mientras que las ventas de nacionales bajaron en volumen en enero-septiembre del año pasado un 3,9% interanual, los importados crecieron un 0,9%, según datos de Nielsen en base a ventas en supermercados.

Éste es el principal canal de venta de whisky, con un peso de 32% del volumen en el segmento premium (con precios de hasta $ 990) y un peso de 41% en el super premium (de $ 1.375 a $ 1.690), de acuerdo a la segmentación de Pernod Ricard. Le siguen los autoservicios, por donde se canaliza otro 25%.

La subcategoría "importados de luxe" representa solo un 2,1% de las ventas totales, ya que el mayor peso lo tienen los "importados standard" (41,6%) y los "nacionales de precio alto" (31,6%), seguidos por los "nacionales de precio bajo" (24,7%).

En Diageo perciben que las cifras de consumo de whisky premium "demuestran un interesante crecimiento del segmento, aunque todavía es una base chica que mueve unos 120.000 litros anuales", remató Miller.

Algo más que destilería escocesa y añejamiento

En un mercado mundial tradicionalmente liderado por destilerías escocesas, el japonés "Yamazaki Single Malt Sherry Cask 2013 "se impuso ante 4.500 variedades en la guía británica "La biblia del Whisky". También cambió la importancia que se le asigna al añejamiento. "Hasta hace pocos años, si un whisky era de 8, 12 o 18 años era sinónimo de calidad. Si bien continua siendo así, existen también otras variedades sin edad que son de una calidad increíble", advirtió Patricia Miller (de Diageo). Es que el consumidor moderno quiere "descubrir sabores nuevos, combinaciones únicas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)