TENDENCIAS

Walmart apoya su e-commerce en colchones

El gigante del retail lanzará su marca propia y busca disipar dudas sobre su negocio online.

Por fuera. La nueva línea se venderá en un sitio web diferente.
Por fuera. La nueva línea se venderá en un sitio web diferente.

Walmart está comenzando su propia marca de colchones y ropa de cama que se venderá exclusivamente online, como parte de los esfuerzos del gigante minorista para impulsar su negocio de comercio electrónico.

La nueva línea, que incluirá elementos como almohadas y cubrecamas, se venderá a través de un sitio web independiente, AllswellHome.com, pero no estará disponible de inmediato en el sitio web insignia de la compañía, Walmart.com, ni en sus aproximadamente 4.700 tiendas.

La nueva oferta, que Walmart describe como una «cama de ensueño digna de Instagram», está destinada a un cliente más adinerado y con mayor conocimiento digital, al que el minorista ha estado haciendo un gran esfuerzo por alcanzar en los últimos años.

Anteriormente, la empresa buscó aprovechar este mercado con una serie de adquisiciones de marcas de comercio electrónico como Bonobos, que vende ropa de hombre de moda.

Pero la empresa de colchones y ropa de cama representa la primera marca «nativa digital», o solo online, que Walmart ha desarrollado internamente y que podrá venderse por separado de sus otras ofertas.

«Así es como se construyen las grandes marcas», dijo Andy Dunn, fundador de Bonobos y vicepresidente senior de marcas digitales de Walmart. «Estamos pensando en cómo ganamos el futuro».

La operación de Allswell, que se lanzará en vivo este mes, llega a medida que aumenta la preocupación en Wall Street sobre el desempeño del comercio electrónico de Walmart.

El martes 20, las acciones de Walmart colapsaron en la Bolsa luego de que la compañía informara que el crecimiento de las ventas de e-commerce había disminuido considerablemente en su cuarto trimestre fiscal, que incluía la temporada de compras navideñas.

La compañía atribuyó parte del problema a los fallos operativos en su red de cumplimiento. Pero la pronunciada desaceleración, luego de varios trimestres de crecimiento online, hizo que los analistas e inversores cuestionaran si había problemas más profundos con la estrategia de e-commerce de Walmart.

La compañía ha gastado generosamente en sus esfuerzos online, incluida la adquisición de US$ 3.300 millones de Jet.com en 2016, que en ese momento era el mayor precio pagado por una empresa de comercio electrónico. También compró Modcloth, la marca de ropa de comercio electrónico, y Moosejaw, que vende equipos para actividades al aire libre.

Estas inversiones son parte de la respuesta de Walmart a su rival Amazon, que continúa dominando el comercio minorista online.

La apuesta con la línea de colchones y ropa de cama es que las mujeres, en particular, se sentirán atraídas por la comodidad y el estilo premium de la nueva marca, que está cuidadosamente seleccionada en el sitio web.

Walmart ofrece dos colchones: una versión suave y otra firme. Según el tamaño, su precio oscila entre US$ 495 por los de una plaza y US$ 1,035 por los «king».

Mercado en expansión

En los últimos años, ha habido un auge en los vendedores de colchones emergentes, como Casper y Leesa, que han comercializado sus productos principalmente online. Su éxito demostró que muchos clientes estaban dispuestos a comprar el producto sin probarlo primero en una tienda.
Pero incluso algunas de estas compañías se han asociado con grandes minoristas convencionales, como Target y Pottery Barn, para ofrecer sus colchones en las tiendas. Amazon también vende colchones y ropa de cama.
Arlyn Davich, quien fundó un servicio en Internet que ayuda a las personas de bajos ingresos con su planificación financiera y nutrición, dirigirá la línea de ropa de cama de Allswell para Walmart.
Allswell permitirá a los clientes una prueba de 100 días del colchón y no cobrará por las devoluciones, una práctica estándar para los vendedores de colchones online.
El minorista también retirará el colchón viejo de un comprador cuando el nuevo se entregue abonando una tarifa de US$ 50.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º