RR.HH.

«Si nos podemos vincular tendremos un mejor desarrollo productivo»

La argentina Sandra Rodríguez participó de la Cumbre de Mujeres de Negocios en el WTC Colonia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desafio. En Argentina, solo 6% de las mujeres tiene su negocio propio establecido, aseguró Rodríguez. (Gentileza: WTC Colonia)

Aunque las entiende necesarias, no cree que las cuotas de género obligatorias sean la solución para la mayor inclusión femenina en el rubro laboral, sino en generar espacios «a conciencia». Sandra Rodríguez, presidenta del Departamento de Mujeres Empresarias de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), impulsó la creación de la Cámara de Mujeres Empresarias de Lanús —que hoy preside y nuclea a 72 socias— para ganar fuerza, «como forma de atraer más clientes» y «mejorar la comunicación entre Estado y pymes». Asegura que la situación de la mujer en el ámbito laboral y sobre todo industrial ha mejorado, pero considera que aún hay para avanzar.

El pasado jueves y viernes participó de la Cumbre de Mujeres de Negocios organizada por WTC Colonia, y reconoció que le cambió la visión que tenía de Uruguay: «Lo veía como un destino para vacacionar, pero me encontré con un lugar muy interesante para hacer negocios». A continuación, un extracto de la entrevista que mantuvo con El Empresario.

—¿Con qué objetivo surgió la Cámara de Mujeres Empresarias de Lanús?

—La armé como una forma de atraer más clientes. Descubrimos que cuando íbamos a algún ministerio para asesorarnos sobre algún fondo no reembolsable, no era lo mismo ir por la empresa que en nombre de la cámara. Además, el objetivo de la Cámara de Mujeres Empresarias de Lanús y del Departamento de Mujeres Empresarias de UIPBA es generar las herramientas para promocionar el autoempleo de la mujer, ya sea en micro, pequeña o mediana empresa. En Argentina, solo un 6% de las mujeres tienen su propio negocio establecido. Si la mujer no logra tener independencia económica no va a lograr nunca ser independiente. El desafío está en que no le compren productos por 1 peso (argentino) para venderlos por US$ 100 en un free shop.

—¿Cómo ayudan las cámaras?

—En las pequeñas y medianas empresas (pymes), que es lo que mejor manejo, hay problemas en la comunicación entre Estado y empresas. Si bien hay varias organizaciones y compañías que tienen departamentos de mujeres, no están unificadas y por ello pierden efectividad. La mujer con una pyme debe llevar sus hijos al colegio y encargarse de los temas en las empresas y no tiene tiempo para ver cuáles son las herramientas que benefician a las pymes. Me parece una buena alternativa que se participe de alguna institución, que alguna cámara empresaria sea la que mande mails, organice reuniones cada 20 días para unificar esta información. Si nos podemos vincular, tendremos un mejor desarrollo productivo local.

—¿Cómo evalúa los avances en la inserción laboral de la mujer?

—Hay una participación mayor de la que había antes, pero sigue siendo chica. Además, de acuerdo a la encuesta permanente de hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), la diferencia salarial entre hombres y mujeres impacta en todas las escalas. En el ámbito profesional, las mujeres perciben en promedio un salario que equivale al 74,2% del de los hombres, según muestran los datos al tercer trimestre de 2016. En empleos que requieren capacitación técnica, las mujeres ganan el 82% del salario que reciben los hombres, mientras que en tareas operativas es 80,8%.

Concientización más que obligación.

—¿Qué opina de la obligatoriedad de cupos de género?

—Creo que es un buen avance, es mejor que nada, pero no debería existir obligatoriedad. El concepto de la imposición no me parece positivo; creo en las políticas públicas que fomenten la inserción de la mujer en el ámbito laboral en paralelo a los servicios crediticios, mediante los servicios accesibles de cuidado de los hijos, acceso a seguridad social y salud. En este contexto de nueva sociedad yo trabajaría más por el lado de concientización que de obligación, porque lo que uno hace con gusto se multiplica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)