After work

Villa Serrana, un destino de paseo que se disfruta también en verano

El renovado Mesón de las Cañas seduce con su propuesta hotelera y gastronómica. Recorrer la represa y visitar el Ventorrillo de la buena vista son otros atractivos ineludibles del lugar

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde sus instalaciones pueden hacerse recorridas a caballo por la villa. Foto: Gentileza Mesón Las Cañas.

Escaparse a Villa Serrana durante el verano es una de las opciones que merece ser considerada a la hora de elegir un destino de paseo y, si de alojamiento se trata, el Mesón de las Cañas tienta desde el vamos.

Piedra, madera y junco son las materias primas que dan vida a esta obra del arquitecto Julio Vilamajó. Monumento histórico nacional, esta posada de campo fue totalmente renovada (y aggiornada), pero mantiene el carácter que le imprimió uno de los creadores más renombrados de Uruguay y se mimetiza con el paisaje serrano.

Más allá de la privilegiada vista al Cerro Guazuvirá, el Mesón también apuesta a una atención cálida y una propuesta gastronómica que —con productos seleccionados— ofrece una carta tan pequeña como contundente. Carnes, pescados, pastas caseras, bocattas y sándwiches, son parte del menú que suma postres como flan casero, crumble de manzana y el especialmente tentador soufflé de chocolate (un imperdible bizcochuelo tibio, mousse de dulce de leche con almendras y helado de crema).

El gran salón del restaurante, que también se alquila para eventos empresariales y fiestas privadas, mira hacia el cerro y un deck de madera resguarda una piscina de generosas dimensiones que aplaca el calor veraniego. Cabalgatas o paseos por la zona son las actividades que pueden sumarse a la estadía en un destino considerado energético.

Una visita al Ventorrillo de la buena vista es obligatoria. Lo mismo que un paseo por la represa Stewart Vargas sobre el arroyo Miraflores, que cuenta con un parador, juegos infantiles y mesas a la sombra, ideales para un picnic al aire libre.

Para llegar a Villa Serrana, lo ideal es entrar en el kilómetro 145 de la ruta 8 (está en excelente estado). Una vez en la localidad, pueden hacerse otras escadapas, como visitas al Salto del Penitente, al Parque Salus o la confitería Irisarri en el centro de Minas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)