Informe

La vía responsable, la ecuación perfecta de las empresas para ganar-ganar

Capacitar sobre el mercado laboral, cuidar el medio ambiente e impulsar el crecimiento sustentable son acciones de empresas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que además, mejoran su actividad

Recíproco. Las acciones de las empresas repercuten también en la interna.
Recíproco. Las acciones de las empresas repercuten también en la interna.

Ayudar y ayudarse. Hasta hace un tiempo impulsar políticas de responsabilidad social y ambiental dejó de ser algo aislado y específico de individuos y pasó a concretarse como políticas empresariales que benefician tanto a la sociedad como a la propia compañía. Uno de los pasos más fuertes fue cuando en 2016 entraron en vigencia los Objetivos de Desarrollo Sostenible, un conjunto de 17 metas globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad.

Medioambiente

Cuidar el medioambiente es un buen negocio para el planeta. También para Cutcsa y Cementos Artigas. La empresa de transporte urbano se enmarcó en la cruzada de disminuir el consumo de gasoil para reducir la emisión de gases contaminantes. A lo largo de los años, adoptó medidas como: recambio de flota, incorporación de biocombustible que llegó a sustituir el 20% del total del gasoil (ahora es 10%), capacitar en manejo eficiente y el uso de aditivos. Como resultado, desde 2008 redujo en promedio más de un 5% el consumo de gasoil proyectado, con el impacto económico que esto trae, explicó Chrystin Delgado, del departamento de desarrollo social de Cutcsa.

Desde 2008, Cutcsa logró reducir en promedio anual, un 5% el consumo de gasoil

Por su parte, en octubre de 2017 Cementos Artigas comenzó a sustituir parte del uso de combustible fósil (coque de petróleo) en la producción de clinker por neumáticos usados. Hoy utiliza unas 7.000 toneladas anuales que equivalen a sustituir un 15% del combustible, señaló su director, Federico Gutiérrez. Eso es un 70% del total de los neumáticos usados del país y el objetivo es alcanzar el 100% en 2020. Para este proyecto, la compañía desembolsó cerca de US$ 3 millones y estima recuperar la inversión en cuatro años.

Cemento Artigas. La empresa utiliza neumáticos usados como combustible para hacer clinker. (Foto: Gentileza Cementos Artigas)
Cemento Artigas. La empresa utiliza neumáticos usados como combustible para hacer clinker. (Foto: Gentileza Cementos Artigas)

«Lo diseñamos para que sea sostenible económicamente, aunque el valor es circunstancial. El cálculo dio una Tasa Interna de retorno (TIR) de un 18%», aseguró. Además de la sustitución térmica, el uso del neumático conlleva otra ventaja y es que poseen una malla metálica, que es utilizada para la producción de cemento, agregó.

Cementos Artigas recicla más del 70% de los neumáticos usados de Uruguay, aspira llegar al 100% en 2020

Educación y trabajo

En Salto, un aserradero que hace tablas de madera estaba midiendo mal por la sierra, que tenía un mal calibre. Cortaba tablas con 15,5 cm, cuando lo correcto eran 15 cm. Eso en miles de tablas era mucho dinero. Calibrando, mejoró entre 15% y 20% su rendimiento. En Artigas, una tecnología de gestión le cambió la vida a un taller mecánico al ordenar su local evitando pérdidas y usar más eficientemente el tiempo.

Latu. Técnicos de Salto, Paysandú y Artigas se capacitaron de 2010 a 2016. (Foto: Gentileza Latu)
Latu. Técnicos de Salto, Paysandú y Artigas se capacitaron de 2010 a 2016. (Foto: Gentileza Latu)

Estos son solo algunos ejemplos del trabajo que hace el LATU desde 2010 en transferencia de herramientas tecnológicas, de mejora de gestión de Mypes (micro y pequeños emprendimientos) de Salto, Paysandú y Artigas, con actividades de capacitación y transferencia de tecnología a técnicos, explicó Carlos Ayres, jefe del Departamento de gestión y transferencia tecnológica para el desarrollo local. En total capacitaron a 21 técnicos y asistieron a 24 empresas. A partir de 2016, el LATU pasó a orientar a Mypes y técnicos en Cerro largo, Treinta y Tres, Rivera y Tacuarembó, explicó.

Asesorar sobre el mercado de trabajo es una de las tareas que mejor sabe hacer la consultora Advice. Felipe Cat, su socio y fundador, explicó que por años han hecho varios asesoramientos gratuitos aislados, pero analizando los ODS decidieron alinearlos. «Hace cinco o seis años trabajamos con jóvenes de 16 y 17 años a través de la fundación Forge. Hace dos años comenzamos a trabajar con la Fundación Bensadoun Laurent para mejorar la inserción laboral de personas con discapacidad y en Pelota al Medio a la Esperanza desde fines 2017. Luego trabajamos en mejorar la igualdad de género: somos parte de ONU Mujeres, y de la Organización de Mujeres Empresarias del Uruguay (OMEU); el año pasado abordamos la inserción laboral de los inmigrantes a través de la Fundación Idas y Vueltas», detalló.

Advice capacita sobre el mercado laboral a jóvenes, personas con discapacidades e inmigrantes; a la par promueve la igualdad de género

Cat aseguró que promueve este voluntariado porque «está convencido de que hay que hacerlo» y porque además hay un impacto positivo en la empresa.

Niños. Advice dio talleres a alumnos de varias escuelas de contexto crítico. (Foto: Gentileza Advice)
Niños. Advice dio talleres a alumnos de escuelas en Casavalle. (Foto: Gentileza Advice)

«Las horas son dentro del horario laboral —medidas en pesos el año pasado representaron $ 465.000 frente a los $ 337.000 de 2017— y las actividades sacan de la rutina a los colaboradores, reafirman sus habilidades blandas en un contexto diferente al habitual, ganan en seguridad y satisfacción personal. En nuestra encuesta anual de clima laboral es uno de los aspectos que más valoran, el resultado final es muy poca rotación», explicó.

Cutcsa también abordó la temática laboral entre hijos adolescentes de sus trabajadores. En 2008 creó el programa Jóvenes en Cutcsa para mejorar la vinculación entre los hijos adolescentes y los trabajadores de la compañía, pero que rápidamente tomó impulso y creció, recordó Delgado.

Se sumaron actividades culturales, como visitas al Teatro Solís, encuentros con profesionales de otros oficios como abogados, actores, mecánicos, personal de diseño, community manager, entre otros. También charlas de orientación vocacional, sobre drogas, etcétera.

Emprender. Cutcsa, junto al programa Desem, permitió a varios jóvenes pudieron crear su propia empresa. (Foto: Gentileza Cutcsa)
Convocatoria. Más de 522 adolescentes participaron de su programa Jóvenes de Cutcsa. (Foto: Gentileza Cutcsa)

A estas actividades, de ocho horas al día y una semana de duración, se le sumaron encuentros con Desem para comprender cómo funciona una empresa. En total, participaron 522 adolescentes y del programa de Desem se concretaron 10 empresas juveniles. Según Delgado, el impacto es «muy positivo», porque no solo aprenden a manejar su tiempo, a desarrollarse en actividades, sino que «valoran el tiempo de sus padres y eso impacta en la empresa».

Educación no es el área de negocios de Securitas Uruguay, pero al detectar que parte de sus trabajadores no habían finalizado la enseñanza formal básica, tomó cartas en el asunto y en 2017 implementó PrimaRSE.

El programa es para quienes quieren retomar asignaturas pendientes y superar etapas, explicó María Soledad Collazo, coordinadora de Responsabilidad Social Corporativa. «Es algo que los ayuda a crecer tanto personal como profesionalmente. Se hace a través del Instituto Securitas y es realizado mediante el apoyo de maestras especializadas en educación con adultos, que imparten las clases dos veces por semana en el horario laboral del empleado. En 2018 realizamos la segunda edición. Entre 2017 y 2018 son 30 las personas que aprobaron el ciclo escolar, acreditación otorgada por el Instituto de Perfeccionamiento y Educación Superior correspondiente a la ANEP. De los que hicieron el curso, ninguno dejó la empresa», detalló.

Securitas Uruguay. A través de su programa PrimaRSE logró que 30 de sus funcionarios aprobaran el cliclo escolar. (Foto: Gentileza Securitas Uruguay)
Securitas Uruguay. A través de su programa PrimaRSE logró que 30 de sus funcionarios aprobaran el cliclo escolar. (Foto: Gentileza Securitas Uruguay)

Concientización social

En 2005 Deloitte comenzó a realizar investigaciones relacionadas al desarrollo sostenible, hasta que en 2011 lanzó su primer estudio al respecto. Desde entonces, vuelca ese conocimiento en varias áreas.

Desde 2015, Deloitte ha invertido más de 1.500 horas en participación de directivas y grupos de trabajo, proyectos de investigación y docencia, organización de eventos y talleres sobre desarrollo sustentable

A modo de ejemplo, financió la creación de la cátedra Contabilidad y gestión para desarrollo sostenible, que comenzará a funcionar este año en Universidad ORT. También colabora con organizaciones como Deres, Ánima, OMEU y Enseña Uruguay, entre otras, señaló el gerente de sustentabilidad y responsabilidad corporativa, Alejandro Vanrell.

«Desde 2016 invertimos 1.536 horas en la participación de directivas y grupos de trabajo, así como en trabajos de investigación y docencia, organización de eventos, talleres y charlas», que lejos de ser un gasto, tienen un impacto positivo en la empresa. «Nos nutre de conocimiento del mercado para asesorar a empresas. Hace cinco años creamos una área para asesorar compañías en este tema que crece en clientes año a año», finalizó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)