EJECUTIVAS

Verónica Melián, una uruguaya que emigró para jugar en "clase mundial"

Luego de su primera inducción en Deloitte hace 23 años, la ejecutiva vuelve a pasar por la misma experiencia. Solo que esta vez varió de escenario; dejó Uruguay para radicarse en Suiza donde asumió como nueva líder de los servicios de Capital Humano en la industria farmacéutica en Deloitte.

Recién llegada. Melián posa en el frente de la sede de Deloitte en Basilea. El estilo arquitectónico antiguo es una característica de la ciudad.
Recién llegada. Melián posa en el frente de la sede de Deloitte en Basilea. El estilo arquitectónico antiguo es una característica de la ciudad.

A la vera del Rin, en el noroeste de Suiza y cerca del límite con Francia y Alemania, asoma la ciudad de Basilea, con sus casonas y edificios de estilo gótico y románico. El pintoresco paisaje es la escenografía que acompaña desde hace algunos días a la uruguaya Verónica Melián. La ejecutiva dejó su rol como socia de Deloitte Uruguay de la práctica de Capital Humano para liderar los servicios de Capital Humano en la industria farmacéutica en la filial de la consultora en Suiza. Además, es socia de esa operación y de la que está basada en Inglaterra.

Melián hace su relato por teléfono desde un tren. El viaje de Basilea a Zúrich será una rutina frecuente para mantener reuniones con parte de su nuevo equipo. «(Viajar) no me molesta, porque voy trabajando. Es mejor que ir manejando hasta Ciudad Vieja», bromeó.

Melián ingresó a Deloitte Uruguay en 1995 y ha desarrollado toda su carrera en la consultora, llegando a la posición de socia de la práctica de Capital Humano y líder de Capital Humano para la región de Américas.

Ya desde su nuevo rol, Melián señaló que entre las preocupaciones del sector farmacéutico aparece el «futuro del trabajo» y la «transformación digital». Como respuesta para acelerar procesos, se vienen aplicando metodologías agile, nacidas en los departamentos de TI, al resto de la empresa . «Ese es un camino difícil para organizaciones muy acostumbradas a funcionar de otra manera», analizó Melián. De hecho, esas organizaciones ahora deben trabajar de forma multidisciplinaria, repensar el ejercicio del liderazgo, y generar una cultura distinta a la histórica de la organización.

La ejecutiva tendrá a su cargo un equipo de 60 personas con diversos perfiles profesionales, un rasgo común con el que dirigía en Uruguay. También las procedencias son variadas; Melián es la única uruguaya en Deloitte Suiza, donde trabajan personas de 54 países.

Basilea. La ciudad, de apenas 170.000 habitantes, es el nuevo hogar de Melián y su familia. La ejecutiva hará viajes frecuentes en tren hasta Zúrich para reunirse con parte de su equipo.
Basilea. La ciudad es el nuevo hogar de Melián y su familia. La ejecutiva hará viajes frecuentes en tren hasta Zúrich para reunirse con parte de su equipo.

Aunque más pequeño en tamaño que Uruguay, Suiza tiene una relevancia estratégica para la consultora. Allí tienen su sede farmacéuticas globales como Roche, Novartis y Syngenta.

Melián puso varios elementos en la balanza antes de tomar la decisión de emigrar, algo que no se imaginaba luego de ascender a socia hace nueve años. Su perfil profesional (por ejemplo, fue líder de Capital Humano para las Américas), experiencia y conocimiento (en el sector pharma) y larga relación con la red internacional de Deloitte fueron atributos que la convirtieron en una firme candidata para el puesto.

Permanecer dentro de la empresa en que se desarrolló, así como el respaldo de su equipo, de los socios locales, y desde la región y a nivel global, la fueron convenciendo. «Me decían que esto era una muestra de que el talento puede salir incluso de un país chico como Uruguay, que tenemos talento que puede jugar en clase mundial».

Al final y tras hablarlo en familia, decidieron hacer las valijas. «Es una oportunidad que cerraba por todos lados», dijo.

Tras unos primeros «días intensos», que incluyeron la mudanza y sesiones de inducción (la segunda desde 1995, cuando entró a Deloitte), Melián se muestra entusiasmada con el desafío y «contenta» con el «cálido» recibimiento que le han dado su equipo y los vecinos.

«Sin dudas, me veo conectada —apuntó respecto a su vínculo con Uruguay; por ejemplo, seguirá viniendo para visitar familiares y amigos— y el futuro dirá como seguimos», remató.

Verónica Melián
Verónica Melián.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)