Empresas

Con sus vehículos eléctricos, Renault va por el sector corporativo

Entrevista con Eric Guillon, general manager del aérea de desarrollo de negocio de vehículos eléctricos en América Latina de este grupo automotriz

Guillon. Son ideales para empresas que hacen más de 200 km por día, aseguró. Foto: F. Flores.
Guillon. Son ideales para empresas que hacen más de 200 km por día, dijo. Foto: F. Flores.

El sector empresarial es el que impulsará la comercialización de vehículos eléctricos en Uruguay, aseguró Eric Guillon, general manager del aérea de desarrollo de negocio de vehículos eléctricos en América Latina del Grupo Renault.

En este segmento, Uruguay es el cuarto mercado en la región para la marca francesa, detrás de Colombia, Brasil y Argentina, ya que representa un 15% del total de ventas.

Luego de una primera experiencia con UTE, la compañía busca hacerse fuerte en el sector corporativo de la mano de los beneficios de la Comisión de Aplicación de la Ley de Inversiones (Comap), que permite a las empresas descontar un 30% del valor del vehículo en impuestos y no pagar patente por dos años.

Los modelos que ofrece en el país son Renault Kangoo ZE y Kangoo 5 pasajeros Q-CAB, que comercializa a US$ 38.990 y US$ 41.990 para empresas. Si bien eso es casi el doble de su modelo a nafta, por el ahorro en combustible (gasta una décima parte por kilómetro) y un 30% menos en servicios, el precio se iguala en cinco años, aseguró Guillon. A continuación, un extracto de la entrevista que mantuvo con El Empresario.

—En el mundo, los autos eléctricos son el 1% de la venta total, ¿cómo es en la región?

—En la región no llega al 1% y en Uruguay hemos comercializado unas 100 unidades. Se habla que en el mundo a 2025 serán un 10% del total. El crecimiento en parte se debe a que se amplió la autonomía. Por ejemplo, en 2011 lanzamos cuatro modelos al mercado cuya autonomía era de 150 kilómetros. Seis años después se duplicó con una carga de seis horas y media en un cargador convencional y de una hora y media si es rápido (al 80% de la batería).

—¿Cómo planean impulsar esos vehículos en Uruguay?

—En el desarrollo del ecosistema eléctrico tienen un papel fundamental las empresas. En los países donde se desarrolló, comenzó con este sector. Además, los beneficios que lanzó la Comap que permite descontar casi un 30% el valor de auto en impuestos acelerarán eso. Ya tenemos lista de espera en Uruguay, porque las ventas en toda la región fueron superiores a las previsiones. En Uruguay iniciamos con una buena experiencia con UTE, que es la mayor flota empresarial en modelos eléctricos de la región. Además, pueden instalar su propio cargador, que tiene un costo cercano a 1.000 euros (unos US$ 1.170) y se consiguen en proveedores locales. Se pueden cargar en un tomacorriente normal, pero llevaría unas 20 horas una carga total. Además, a nivel hogareño puede ser más lenta la venta, porque por ejemplo en edificios hay que conseguir permisos entre otros de los inquilinos. Para ese segmento es un auto más premium. También estamos probando los cargadores que UTE instaló en la ruta eléctrica que va de Colonia a Maldonado y son compatibles.

—Su precio casi duplica los valores de los modelos a combustión, ¿en cuánto tiempo se vuelven más rentables?

—Cuanto más se utiliza, más rápido se amortiza. Estos vehículos comienzan a ser rentables si se hace un promedio de 12.500 kilómetros anuales. Consumen un promedio de 15Kw cada 100 kilómetros, entonces, al hacer la comparación del valor de la electricidad en Uruguay y el de la nafta, da una relación de uno a 10 más económico. Por eso creemos que son ideales para empresas que recorren unos 200 kilómetros en el día, esto hace que se equipare el gasto de estos modelos al de combustible en unos cinco años, al incluir también los costos de mantenimiento que son un 30% menores porque tienen menos piezas y no tienen tanto desgaste.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º