Negocios

Urea para reducir gases contaminantes

Ducsa importará un químico, de origen natural, que ayuda a vehículos pesados a bajar sus emisiones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Industria y campo. El producto está dirigido a camiones y maquinaria agrícola. (Foto: Archivo El País)

El pedagogo y científico alemán Friedrich Wöhler (1800-1882) se destacó en el campo de la química orgánica, al punto de ser considerado uno de los precursores en esa especialidad. En 1828, Wöhler hizo uno de los más importantes aportes de su carrera al sintetizar exitosamente urea, un compuesto químico extraído de la orina de los humanos y los mamíferos en general.

Más de un siglo y medio después, la urea tiene múltiples aplicaciones: es utilizado como fertilizante, suplemento alimenticio para ganado y como insumo para productos de la industria química, entre ellos, algunos cosméticos.

La historia viene a cuento porque la compañía de combustibles Ducsa, será la primera empresa en traer a Uruguay la disolución de urea como producto químico para reducir el nivel de emisiones de gases contaminantes que expelen los vehículos con motor diesel, adelantó Javier Bebanz, supervisor de nuevos negocios de Ducsa.

El producto en cuestión será importado desde Chile bajo la marca AdBlue, la más importante en su categoría a nivel mundial, comentó el ejecutivo.

Dada su composición (67,5% agua y 32,5% urea de alta pureza), este químico reduce hasta en un 90% las emisiones de óxido de nitrógeno.

Para usar el producto, los vehículos deben incorporar un tanque especial llamado Sistema de Reducción Catalítica Selectiva (SCR, por su sigla en inglés). Una vez que el camión va quemando el combustible, la urea se va inyectando en el SCR y efectúa una reacción química por la cual termina enviando a la atmósfera nitrógeno y vapor de agua, explicó Bebanz.

La utilización de la urea con ese propósito va en línea con la norma Euro 5, programa vigente hasta el año pasado en la Unión Europa por el que se establecieron las características técnicas que deben cumplir los vehículos con motor (especialmente camiones y maquinaria), en materia de emisión de gases y agentes contaminantes.

Mercado incipiente.

En Uruguay, la normativa sobre este tema no está tan avanzada como en Europa; paralelamente, el parque automotor de vehículos pesados no cuenta aún con esta tecnología. Estos dos factores hacen prever un inicio lento en la venta del producto. Según Bebanz, el consumo de urea oscilará este año entre los 10.000 y 20.000 litros, llegando a un piso proyectado de 50.000 litros en 2016, a medida que se renueven las flotas.

La decisión de Ducsa de invertir en la compra de urea se ajusta al objetivo de ser «pioneros», «acompañar el desarrollo del país» así como «el esfuerzo de Ancap en mejorar la calidad de los combustibles», remarcó el ejecutivo.

A su vez, señaló que es cuestión de tiempo para que el mercado uruguayo se sume a la incorporación de vehículos con SCR, como ya se ve en países de la región como Chile y Brasil.

Volvo, Iveco y Volkswagen llegarán con esta tecnología, y Mercedes-Benz ya mostró interés en ello. Este año se importarán unas 100 unidades con SCR entre ómnibus y camiones, informó Bebanz. El producto estará disponible en la red de 300 estaciones Ancap a partir de fines de abril.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados