MARKETING DEPORTIVO

Tom Brady, el ícono deportivo que mira más allá de la NFL

El mariscal de campo cambió de equipo luego de 20 años  varios títulos, mientras planifica su próxima jugada en los negocios

Tom Brady es el nombre más famoso del fútbol americano y va por su sexto título, pero también lo consideran “el jugador más odiado de la NFL”.
Tom Brady es considerado el mejor mariscal de campo en la historia de la NFL.

El deporte en EE.UU. está sacudido, y no, no es (solo) por el coronavirus. Es que una de las máximas estrellas de fútbol americano, Tom Brady, dejó su equipo de toda la vida, los Patriots de Nueva Inglaterra, para fichar por los Bucaneers de Tampa Bay.

El mariscal de campo es considerado el mejor en su puesto en toda la historia de la NFL. Los trofeos avalan esa afirmación: Brady ha conquistado seis veces el Super Bowl, además de ser elegido el mejor jugador de la temporada en tres ocasiones y el mejor de las finales en cuatro oportunidades.

Según la revista Forbes, Brady facturó solo el año pasado US$ 27 millones

La salida de Brady puede resultar llamativa a simple vista; dejó un equipo ganador después de 20 años para enrolarse en otro que ni siquiera es parte de la elite de la NFL. Su nuevo reto será llevar a los Bucaneers a los primeros planos de la liga. Para ello, la empresa tiene un aliciente económico importante; el jugador firmó un contrato por dos temporadas y US$ 50 millones, que además contempla el pago de US$ 9 millones adicionales en incentivos. La oferta del equipo de Tampa superó con creces la que presentaron los Patriots, que no igualaron el salario que ya le pagaban (US$ 13,5 millones), y solo prometían una extensión del acuerdo por una campaña. Brady tiene 42 años.

Favorito de las marcas

Gisele Bundchen
La exmodelo brasileña Gisele Bündchen. 

Para el flamante mariscal de campo de los Bucaneers el dinero no es exactamente un problema. A lo largo de su carrera ha amasado una fortuna de US$ 235 millones. Según la revista Forbes, Brady facturó solo el año pasado US$ 27 millones. Del total, US$ 15 millones le fueron abonados en concepto de salario mientras que los restantes US$ 12 millones fueron por patrocinios.

Brady es un as no solo en el campo de juego sino también delante de las cámaras, donde explota su prestigio e imagen de modelo. El jugador representa a la tecnológica Intel, la marca de auriculares Beats by Dre, la empresa de servicios de salud Shields, la plataforma de streaming Hulu y la marca de indumentaria deportiva Under Armour.

De hecho, la empresa deportiva tiene a más de un integrante del clan Brady en sus filas, ya que la exmodelo brasileña Gisele Bündchen, esposa del mariscal de campo, también ha protagonizado campañas de publicidad para Under Armour.

Brady inspiró hace algunos años una edición especial del modelo Vanquish S Volante, firmado por la automotriz Aston Martin. La partida exclusiva de 12 automóviles se cotizó a un valor de US$ 360.000 cada uno.

Su nombre, fama y buena imagen no solo sirve a otras marcas sino también a la suya propia: TB12 (sus iniciales y el número de su camiseta). La empresa se dedica a la venta de productos relacionados con el deporte y el cuidado físico: desde remeras y gorras a frascos de proteínas y vitaminas, e incluso planes de ejercicios y dietas.

Brady no ha dado pistas sobre cuánto tiempo más seguirá jugando como profesional, pero no se retirará al menos hasta dentro de dos temporadas. Mientras, el mariscal de campo se está abocando a desarrollar sus negocios e inversiones.

Una de las apuestas más recientes lo llevan al mundo de la producción audiovisual. Según han reportado medios especializados en la industria del cine, el jugador está por hacer oficial la creación de 199 Productions, «una multiplataforma global para desarrollar contenido original premium» que incluya documentales, películas y programas para televisión. Con ese plan, Brady ya reclutó a los hermanos Anthony y Joe Russo, directores de los últimos éxitos de Marvel Studios Avengers: Infinity war y Avengers: Endgame, para su nueva empresa.

Como en el fútbol americano —y Brady bien lo sabe—, en los negocios también es muy valioso pensar los próximos movimientos por adelantado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados