Tecnología

Las terminales Bloomberg enfrentan una fuerte competencia en Wall Street

Nuevos competidores buscan derribar su posición dominante en el mundo de las finanzas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Omnipresentes. Sus pantallas negras con textos naranjas son un clásico. (Foto: EFE)

Desde hace casi 30 años, las parpadeantes pantallas naranja sobre negro de las terminales Bloomberg han sido omnipresentes en los pisos de remate de Wall Street y en los escritorios de los altos ejecutivos, manteniendo un flujo vital de datos y comunicaciones.

Enlazando al mundo de las finanzas, estas terminales, por las que se pagan US$ 21.000 al año, han generado millones de dólares a Bloomberg L.P., cubriendo ellas solas casi todo el costo de las ambiciones periodísticas de la compañía, así como la fortuna, carrera política y filantropía de su fundador, Michael R. Bloomberg.

Ahora ese huevo de oro —y todo aquello que paga— es el blanco de nuevos competidores que tratan de derribar su posición dominante. Bloomberg ya se había quitado de encima a la competencia pero sus actuales rivales la están bombardeando en una época en la que Wall Street busca activamente recortar sus gastos en las terminales Bloomberg.

Este mes, un emprendimiento llamado Symphony, creado por Goldman Sachs y respaldado por los grandes bancos, presentará un software que da una alternativa a lo que muchos corredores piensan que es la parte más valiosa de las terminales Bloomberg: el programa de chat usado por corredores e inversionistas. En Goldman, de hecho, más de la mitad de las personas con terminales Bloomberg las usan básicamente para chatear y otras funciones simples.

Al mismo tiempo, Money.Net, un emprendimiento lanzado por un ex alto ejecutivo de Bloomberg, está ganando impulso y clientes.

David G. Bullock, ex ejecutivo de Lehman Brothers que ahora maneja su propia empresa de asesoría financiera, contrató Money.Net el año pasado y canceló su terminal Bloomberg. Él afirma que, cuando menciona el servicio a sus amigos banqueros, encuentra mucho interés, en especial cuando les dice que cuesta una vigésima parte que una terminal Bloomberg. "Todas las personas con las que hablo me dicen que van a probar esto pues no les gusta pagar US$ 25.000 por una terminal Bloomberg", afirma Bullock, propietario de Arque Advisors.

Bloomberg ya enfrentó varios retos contra su posición dominante, y ha repelido competidores que deseaban apoderarse de un trozo de su negocio. Y esta vez tiene las reservas de efectivo necesarias para librar una vigorosa defensa.

Pero la propia historia de Bloomberg demuestra que no es fácil mantener una posición lucrativa en el mercado como la que ha tenido desde hace más de 20 años. Alcanzó la prominencia en los años ‘90 cuando reemplazó hábilmente a otras compañías de datos de Wall Street —como Quotron y Telerate— que no lograron adaptarse rápidamente a los cambios para proteger el dominio que tuvieron por mucho tiempo en el mercado. (Fuente: The New York Times)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados