Negocios

Tendencia de vino en lata se afianza y VUDU tiene su oferta

Viña Varela Zarranz lanzó tres opciones de 355 ml; planea nuevos formatos

Vino en lata VUDU
Atractivo. La bodega apostó por una baja graduación y sabor frutal para competir con la cerveza y los tragos. (Foto: Gentileza Viña Varela Zarranz)

Es refrescante, viene en sabores frutales, con gas y posee una baja graduación alcohólica. Con esos cuatro ingredientes, el vino en lata entró a competir fuerte en el mercado mundial de bebidas para captar un público joven esquivo que no ve en la bebida de Baco un atractivo al que sumarse.

Según datos de la consultora Nielsen de 2019, en EE.UU., donde el mercado de vinos enlatados ha estado presente desde principios de 2014, ya alcanzó un valor de US$ 70 millones. Además, las ventas bajo este formato de vino aumentaron un 70% el año pasado y solo representan una pequeña porción del mercado (0,2% de las ventas) por lo que tiene para crecer.

En Uruguay, la Viña Varela Zarranz es la única que se lanzó a captar este mercado. La bodega que produce vinos bajo la marca VUDU presentó tres tipos de vino con formato en lata de tamaño de 355 mL en 2016. Según aseguró Mariana Varela, cuarta generación de la empresa, el crecimiento de las ventas ha sido constante.

En EE.UU. el mercado de vino en lata alcanzó un valor de US$ 70 millones.

«Todos los años crece y sin grandes inversiones en publicidad, prácticamente con el boca a boca», subrayó. La idea original fue de su padre, Enrique Varela, que tras verlo en el mundo decidió producirlo como una «manera diferente de acercar el vino a no consumidores de esta bebida, principalmente jóvenes», recordó.

La propuesta «en lata» es a base de vino frizzante, con una graduación alcohólica de 6% y en dos de sus presentaciones está mezclada con frutas (pera-mango-ananá y pomelo-maracuyá-limón) y otra con el tradicional Medio y medio.

«El objetivo es competir en el sector de las cervezas y los tragos, cuyo consumo mayor es en verano. Es una forma de desestacionalizar el vino, por eso la propuesta es más descontracturada, frutal, con gas, donde el vino casi no se siente», acotó.

En su elaboración frutal se utilizan extractos naturales de frutas importados de Francia y el endulzante elegido es Stevia.

En su elaboración frutal se utilizan extractos naturales de frutas importados de Francia y el endulzante elegido es Stevia. En un paso más para bajar la barrera de captación de clientes, la empresa tomó la decisión de hacer un envase con «cuerpo transparente» con material PET, manteniendo la tapa de aluminio, para mostrar el contenido y «ganar la confianza del consumidor».

Hoy el producto se puede encontrar en casi todo el país. De todos modos, el principal mercado aún lo configuran Montevideo y Canelones, donde «las latitas» se ofrecen en dos grandes cadenas: Tienda Inglesa y Macromercado. La rápida aceptación hizo que cada vez más supermercados de barrio y estaciones de servicios también lo comiencen a ofrecer.

Con esta primera prueba superada, el plan a futuro de la bodega es lanzar nuevas presentaciones, ya sea en latas de mayor porte como en botellas, adelantó Varela.

Dada vino
En Argentina, seis son las bodegas que se sumaron a esta tendencia 
Ya son seis las bodegas en Argentina que lanzaron sus propios vinos en lata. Atentas a una movida que crece en Europa y EE.UU., todas se sumaron a la movida sobre fines de 2019. Hasta ahora, las que confirmaron sus productos son Finca Las Moras (Dadá 7 Sweet y Sweet Pink), Santa Julia (Chenin Dulce Natural), Estancia Mendoza (Dilema Sparkly Dulce Natural y Dilema Sparkly Pink), Viniterra (Omniun Malbec), Bianchi (New Age) y Quilmes (Blasfemia). Según publicó La Nación, en todos los casos son vinos espumantes, dulces, muchos de ellos rosados y de baja graduación alcohólica. En paralelo, ya preparan su propia propuesta otras bodegas como el Grupo Cepas, la Bodega Los Toneles (un Malbec del Tanque), Salentein, Doña Paula, Trivento, Norton, Las Perdices y Chandon.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados