Tecnología

La tecnología uruguaya que está detrás del nuevo Canal de Panamá

El organismo utilizó GeneXus para crear herramientas de arqueo, gestión de remolcadores y reserva de buques, en la mitad de tiempo. 

De Gracia. "Prometía agilidad y menos tiempo de desarrollo y lo logró", dijo el representante del Canal sobre Genexus.
De Gracia. "Prometía agilidad y menos tiempo de desarrollo y lo logró", dijo el representante del Canal sobre Genexus.

En 2016 se inauguró la nueva ampliación del Canal de Panamá que, además de la extensión en tamaño, consistió en sumar innovación tecnológica.

Por el canal pasan anualmente unos 13.800 buques. La magnitud económica que implica esto es tal que solo en 2017 el proceso de reserva del canal facturó US$ 203 millones; mientras que el principal ingreso del canal, que proviene del cobro de cada pasada, ascendió a los US$ 2.217 millones. «Que todo funcione bien, que se facture en tiempo y forma, que se pueda hacer las reservas sin problemas depende de un buen sistema informático detrás. Y detrás de esto está GeneXus», destacó a El Empresario Arístides de Gracia, líder de desarrollo de sistemas del Canal de Panamá.

El experto se presentó el martes durante el encuentro GeneXus GX28, el principal evento de la compañía uruguaya, donde detalló las particularidades del uso de la tecnología.

Según comentó a El Empresario, además que el sistema funcione en forma robusta, una de las ventajas de utilizar GeneXus fue poder acortar tiempos. «Prometía agilidad y menos tiempo de desarrollo y lo logró. Antes, algo como lo que hicimos en la nueva reestructuración podría haber tomado casi dos años y medio y con GeneXus fueron 15 meses. Por ejemplo, el sistema que le dice al canal cuánto le debo cobrar a cada buque lo hicimos en ese tiempo y con todas las reglas de negocio y el BPM» (Business Process Management, el software empresarial para modelizar, implementar y ejecutar procesos automáticamente), amplió.

El sistema de reservas llevó 15 meses; con otros, más de dos años"

Arístides de Gracia
Arístides de Gracia

El ejecutivo remarcó la capacidad de la tecnología uruguaya de integrar otros sistemas. «Por ejemplo, la aplicación de arqueo (que mide la capacidad de una embarcación) se ‘pega’ con otros ocho sistemas diferentes creados con otras tecnologías y fue muy fácil hacerlo. Este sistema tiene interacción con otros sistemas más que están dentro del canal que tienen que ver con el tráfico marítimo, facturación, respaldo financiero y customer service. La aplicación extrae y lee información de todos estos sistemas nutriéndose para dar información relevante para la toma de decisiones y sin problemas», dijo.

Aplicar GeneXus cuadró cuando un programador que sabía utilizarlo hizo un sistema administrativo. «Lo construyó en un mes cuando otros cinco lo estaban intentando hace un tiempo con otros lenguajes. Vimos que había una diferencia importante de productividad, compramos un par de licencias, contraté personas que sabían de GeneXus y comenzamos a desarrollar», recordó De Gracia.

Canal de Panamá. La obra de ampliación de la vía, que conecta el mar Caribe con el Océano Pacífico, fue inaugurada en 2016.
Canal de Panamá. La obra de ampliación de la vía, que conecta el mar Caribe con el Océano Pacífico, fue inaugurada en 2016.

Paso a paso

El primer desarrollo fue la suite de remolcadores para asignar a los empleados las tareas, los horarios y al remolcador dónde desarrollar su trabajo. «Antes se imprimían unas 500 copias con los horarios y se distribuían entre todas las personas para saber cuándo y a qué remolcador debían subir. Con esta aplicación, cada empleado tiene en su celular el esquema de cuál le toca, el horario, con quién trabaja y lo mejor es que opera 24/7», destacó. Luego fue el turno de la suite de Transporte Terrestre que gestiona la distribución de personal en los buques.

En 2017, el Canal cobró por pasada de buques unos US$ 2.200 millones

Con estas dos aplicaciones en funcionamiento, llegó la hora de uno de los pilares del Canal de Panamá: el sistema de reservaciones de cupos de buque. «Las reservas es el segundo ítem en cuanto a facturación y debíamos entregarlo con la inauguración de la ampliación, en 2016. Lo hicimos y la aplicación incluyó el manejo de varias reglas para la asignación de cupos, como la información del tipo de buque, las restricciones que tenga para pasar (algunos no pueden hacerlo de noche, como los gaseros), entre otras», detalló.

Una vez que esto funcionó, le llegó el momento al sistema de arqueo e inspección de buques, una de las unidades más importantes del Canal porque, según De Gracia, está ligado al estudio de todos los planos de buques que pretenden pasar por allí. Este producto quedó finalizado en 2017. En tanto, este año desarrollaron en tres semanas su app TransitCast, que muestra en tiempo real todo el sistema del canal de Panamá.

«El Canal es un punto muy sensible tanto para el país como para el sector marítimo y el comercio mundial y los resultados demostraron que GeneXus puede hacer cosas poderosas ahí», finalizó el jerarca.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º