Marketing deportivo

La «táctica» de la Superliga argentina para crecer

Apunta a «Exportar contenido» y desarrollar experiencia digital para hinchas.

Boca Juniors. El equipo xeneize es el primer campeón bajo bajo el nuevo formato.
Boca Juniors. El equipo xeneize es el primer campeón bajo bajo el nuevo formato.

Desde siempre los países latinoamericanos han colocado a sus mejores futbolistas en Europa. Antes fueron los Maradona, Ronaldo y Rúben Sosa; hoy, son los Messi, Neymar y Suárez.

Pero, al otro lado del Río de la Plata, el fútbol argentino apunta a proyectarse como un producto de exportación, y no solo con la venta de jugadores, sino también con la promoción de su remozado torneo local, la Superliga. «El próximo paso es exportar el contenido, más que el producto (fútbol argentino). Hoy, el contenido es lo que mueve el mundo y los jugadores latinoamericanos son los más destacados, entonces creo que en algún momento ese proceso (de expansión) se va a dar y para ello debemos trabajar», analizó en diálogo con El Empresario Matías Cecileo, gerente de Marketing de la Superliga de Fútbol Argentino (SAF).

El ejecutivo —con pasado en Boca y River, entre otros clubes— disertó en el congreso SportBizLatam, sobre marketing deportivo realizado el viernes pasado en el LATU.

En una mirada de largo plazo, la idea de los organizadores del torneo es recorrer un camino similar al que llevó a la liga de España a destronar a la Serie A (de Italia) como el campeonato de fútbol más importante del planeta. La estrategia ha sido evidente: los clubes españoles, en particular Real Madrid y Barcelona, contratan cada año a la mayoría de los más reconocidos jugadores del mundo. A otra escala, la Superliga baraja posicionar su marca, por ejemplo, a través de la disputa de algún «superclásico» Boca-River fuera del país.

«Sería una buena idea. Es una forma de mostrar tu producto», convino Cecileo.

Para conectar con las nuevas audiencias, la SAF tendrá su versión en e-Sports.

La Superliga inició su andadura en agosto pasado con un nuevo formato deportivo y comercial, cortando amarras con la etapa del «Fútbol para todos» liderada por el gobierno de Cristina Fernández.

La renovación trajo un «cambio de cultura» que, entre otras cosas, implica sumar patrocinadores (—«estamos esperanzados, si bien está difícil la situación de las marcas en Argentina»—) a partir del desarrollo de nuevos productos y negocios en torno al fútbol, contó Cecileo.

Esa expansión busca además conectar no solo con los adultos sino también con la nueva generación de hinchas: los millennials. Pensando en estos consumidores es que en abril se cerró un acuerdo entre la Superliga y Red Bull para impulsar los torneos oficiales de e-Sports del campeonato argentino.

«El fútbol es un espectáculo», definió el ejecutivo, y como tal hoy compite con el shopping, el cine o Netflix. «Tenemos que entender que nuestro cliente, el hincha, es multitarget, está en todos lados y todo el tiempo le gusta hablar de fútbol. Si va al shopping tiene la posibilidad de ir a un local y comprarse una camiseta. Si va al cine o mira Netflix tiene la posibilidad de ver contenido de su club. Entonces, tenemos que estar en la vida diaria de la gente. Y ese es el concepto que tenemos que entender los que trabajamos en el fútbol en Latinoamérica», cerró.

Trofeo icónico para simbolizar la nueva marca

Como el Mundial, la Champions League o la Libertadores, la Superliga busca construir marca con un icónico trofeo. «Nuestro desafío es posicionar la marca y por eso creamos esta copa, que será para siempre», dijo Matías Cecileo, gerente de Marketing de Superliga. «¿Por qué no replicar las cosas bien hechas bajo la cultura o idiosincrasia (local)? Nuestra idea es trabajar para hacer crecer el fútbol argentino a nivel mundial».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º