Innovación

«Susto o muerte»: hacen falta inteligencia artificial y humana en la educación

El provocador discurso de la española Pilar Manchón a empresarios durante la reciente Gala de Endeavor

Endeavor. Invitó a la oradora a su mayor evento de recaudación de fondos.
Endeavor. Invitó a la oradora a su mayor evento de recaudación de fondos.

El futuro del trabajo que depara la inteligencia artificial luce atemorizante: 5% de los empleos son automatizables al 100%, el 30% de las actividades lo son en un 60% y la mitad de la economía mundial también. Esto ya afecta a 1.200 millones de trabajadores, según datos de la consultora McKinsey.

Para Pilar Manchón, que se define como una «cabeza dura» que logró destacarse pese a «estar destinada al fracaso», hay que «tomar el toro por los cuernos» y aprovechar con gran responsabilidad el poder que da la tecnología. La española fue oradora principal de la Gala Endeavor, donde mantuvo la atención de cientos de empresarios durante una hora, en un silencio bastante atípico para un evento de networking.

Manchón logró vender su startup de inteligencia artificial a Intel. Luego trabajó en Amazon y hace unos meses lidera esa área en la plataforma de streaming de TV Roku.

«Susto o muerte» es la encrucijada que enfrenta la humanidad (en otras palabras, «adaptarse o morir»), ilustró. «El trabajo no se destruye, se transforma», dijo Manchón, dando un ángulo de oportunidad al problema. «Cuando llegó Internet, por cada puesto de trabajo que se perdió, se crearon 2,4», graficó.

«¿Qué hacemos? ¿Paramos el tren del progreso?, ¿paramos la inteligencia artificial? No, lo que debemos hacer es buscar soluciones sociales que ayuden a esa transición, para que no haya comunidades que sean más vulnerables que otras», dijo. «Tenemos la responsabilidad de utilizar nuestro círculo de influencia y eso empieza con la educación», añadió.

«Tenemos que demostrar la inteligencia natural que nos queda intentando adaptar nuestra sociedad al cambio que viene. Estamos demostrando qué inteligentes podemos ser».

Pilar Manchón
Pilar Manchón

La ejecutiva se apoyó en una frase del físico Stephen Hawking que desafió al auditorio: «la inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio». «Tenemos que demostrar la inteligencia natural que nos queda intentando adaptar nuestra sociedad al cambio que viene. Estamos demostrando qué inteligentes podemos ser», dijo.

La ejecutiva sostuvo que la democratización de la inteligencia artificial es necesaria para generar prosperidad. «Hay que crear herramientas que la pongan, con todos los beneficios que conlleva, al servicio de la humanidad: para la salud, para la enseñanza, para la búsqueda de nuevas fuentes de energía, para limpiar, para todo lo que se pueda uno imaginar».

Y el plato fuerte llegó cuando habló de educación. «¿Qué pasaría si tuviéramos un profesor virtual basado en inteligencia artificial que pueda dar enseñanza personalizada a cada uno de sus chavales en base a sus necesidades, su nivel, su capacidad, sus preferencias, su disponibilidad?», aventuró.

Incluso, imaginó posible emplear interfaces de comunicación que permitieran evaluar si logró interiorizar un concepto. «¿Cuántas posibilidades nos da saber si ha asimilado algo, si puedo pasar al capítulo siguiente?, ¿cuánto más eficientes podremos ser?, ¿cuánto más podremos aprender?».

«Cada niño tiene el poder de ser un agente de cambio, tiene que estar convencido y salir al mundo con ganas de comérselo y no asustado por lo que se viene».

Pilar Manchón
Pilar Manchón

La disertante insistió en que «si no invertimos en educación de las generaciones futuras estamos asumiendo que no van a avanzar a la velocidad que el resto del mundo lo va a hacer». «Hay que hacer lo imposible para que las generaciones que vienen estén en el living edge, que tengan una oportunidad real de competir a nivel global».

Para esto, Manchón demandó un cambio cultural en la educación: «Cada niño tiene el poder de ser un agente de cambio, tiene que estar convencido y salir al mundo con ganas de comérselo y no asustado por lo que se viene». Y pidió «un poquito más a la hora de inspirar», para impulsar «no solo a aquellos que ya saben que pueden, sino a quienes pueden pero no lo saben todavía».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º