Mundo

Surgen "elefantes blancos" en China

Se invirtió mucho en infraestructura, como aeropuertos y carreteras, que fue poco usada; ahora preocupa el alto endeudamiento de muchos gobiernos locales

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dachangshan. Se remodeló el aeropuerto de la isla con previsiones optimistas. Foto: Google Images.

Cuando se reabrió el aeropuerto de la escasamente poblada isla de Dachangshan (noreste de China), tras una remodelación que costó US$ 6 millones en 2008, la planificación apuntaba a 42.000 pasajeros en 2010 y 78.000 en 2015. Pero menos de 4.000 pasajeros (10 por día) cruzaron sus puertas en 2013, según la agencia de aviación civil.

Desde febrero del año pasado, China aprobó al menos 1,8 billón de yuanes (US$ 290.000 millones) para nuevos proyectos de infraestructura con el fin de enfrentar la desaceleración económica. Pero están empezando a surgir los costos de los poco usados aeropuertos, autopistas y estadios construidos en la última inyección de gasto. Los gobiernos provinciales se han quedado con US$ 3 billones en deudas y con economías desequilibradas por su sesgo hacia el sector de la construcción.

La provincia de Liaoning, que incluye a Dachangshan, fue una de las más afectadas. El Producto Interno Bruto (PIB) creció 5,8%, en 2014, cuando la meta era de 9%.

«Hay que tener una discusión seria sobre la racionalidad económica de los proyectos de ingeniería a gran escala ¿Realmente necesitamos tantas vías de alta velocidad y aeropuertos?», dijo Lu Dadao de la Academia China de Ciencias.

Un funcionario gubernamental y un economista calcularon en noviembre que China desperdició 4,2 billones de yuanes en «inversiones ineficaces» durante cinco años desde 2009, un problema que se agravó en los últimos dos años.

Encontrar vuelo a la isla de Dachangshan no es fácil. El personal en el Aeropuerto Internacional Zhoushuizi en la ciudad portuaria de Dalian (único destino registrado como ruta), dice que no ha habido vuelos al aeropuerto Changhai en Dachangshan en seis meses. Hay pocas señales de que el pequeño aeropuerto haya tenido mucho impacto en la vida de los 30.000 habitantes de la isla. En lugar de restaurantes y tiendas, alrededor hay casas de pescadores.

Sin inmutarse, el gobierno de Dalian planea gastar 1.480 millones de yuanes (US$ 238,9 millones) este año para expandir el aeropuerto, para que reciba a 250.000 personas en 2020, como un último esfuerzo para impulsar la economía y convertir el área pesquera en un destino turístico.

Muchos gobiernos locales crean corporaciones para obtener préstamos para infraestructura y acumulan deudas que hoy se consideran un riesgo para la economía.

La producción de cemento está creciendo a su tasa más alta en Guizhou y Yunnan, dos de las provincias más pobres de China, en el sudoeste del país. Pero el norte, donde los gobiernos locales están ahora enfrentando la sobrecapacidad de acero y cementos tras un auge de la construcción, «ofrece una mirada a lo que pasa cuando construyes casi todo lo que se puede construir», dijo Susannah Kroeber, analista de J Capital Research. (En base a Reuters)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados